Mercado laboral

EE UU cierra el peor año para el empleo desde la Segunda Guerra Mundial

El mercado laboral dio el viernes otro motivo para comparar el escenario económico de EE UU con el que se vivió tras la Segunda Guerra Mundial. En 2008, se destruyeron 2,58 millones de empleos, más que en ningún otro ejercicio desde 1945.

Según el Departamento de Trabajo, en diciembre desaparecieron 524.000 empleos y en los dos meses anteriores 154.000 más de los que se habían estimado inicialmente. En el último mes del año sólo los sectores de educación, salud y los Gobiernos crearon puestos de trabajo.

El deterioro laboral, de hecho, se aceleró en los últimos cuatro meses de 2008, cuando se destruyeron 1,9 millones de ellos. Desde que empezó la recesión, en diciembre de 2007, hasta ahora, el número de parados se ha incrementado en 3,6 millones y la tasa de desempleo, que entonces era del 4,9% queda en el 7,2% a cierre de 2008, la más elevada en 16 años. En noviembre, esta era del 6,8%.

El porcentaje no recoge totalmente el estado del mercado de trabajo. Cerca de 1,9 millones de personas, 564.000 más que hace un año, no se han contabilizado como parados porque aunque han buscado empleo ocasionalmente no lo hicieron en las cuatro semanas previas a la elaboración de las estadísticas oficiales.

Las malas noticias no se quedan ahí. El número de personas que trabaja a tiempo parcial, no por decisión propia sino por que son los únicos empleos que pueden conseguir, alcanzó en diciembre los ocho millones de individuos.