Crisis económica

La japonesa TDK despedirá a 8.000 empleados y cerrará cuatro fábricas

El fabricante de electrónica japonés TDK despedirá a 8.000 empleados y cerrará cuatro de sus fábricas en el extranjero debido a la crisis económica global, según la agencia local Kyodo.

TDK revisó hoy además a la baja sus previsiones de beneficio para el actual año fiscal, que finaliza en marzo, y dijo que espera registrar las mayores pérdidas de la historia del grupo, que ascenderán a 28.000 millones de yenes (305 millones de dólares).

La compañía aludió a la caída de la demanda global y a la fuerte apreciación del yen frente al dólar para la revisión a la baja de sus beneficios.

Los 8.000 despidos de TDK se producirán principalmente en China y el cierre de las cuatro fábricas afectará sobre todo a las plantas asiáticas de la compañía, según Kyodo. La empresa ya había prescindido de 17.000 puestos de trabajo desde otoño y anunciado su decisión de rescindir el contrato de mil empleados antes de marzo.

Drástica reestructuración

Las nuevas medidas forman parte de un programa drástico de reestructuración con el que TDK espera aumentar su beneficio por operaciones hasta los 62.900 millones de yenes (685 millones de dólares) en el próximo ejercicio.

La revisión a la baja de sus datos contrasta con su proyección inicial de beneficio neto de 25.000 millones de yenes (272 millones de dólares) y, en caso de que finalmente se produzcan pérdidas, sería la primera vez desde 2001 que TDK entra en números rojos.

La compañía prevé además pérdidas por operaciones de 26.000 millones de yenes (283 millones de dólares) frente a los 35.000 millones de yenes (381 millones de dólares) que esperaba ganar inicialmente en ese capítulo financiero.

La decisión de TDK se produce en un momento en el que muchas de las grandes compañías niponas han empezado a revisar a la baja sus previsiones de ganancia y a tomar medidas parecidas de recortes de plantilla y cierre de instalaciones.