Regulación

El Congreso de EE UU pide la reforma de la SEC tras el 'escándalo Madoff'

Líderes del Congreso de Estados Unidos han reclamado este lunes una reforma sustancial de la Comisión del Mercado de Valores (SEC, en sus siglas inglés), que regula los mercados financieros en el país, a raíz de la estafa orquestada presuntamente por el inversor Bernard Madoff. El Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes ha celebrado la primera de varias audiencias para llegar al fondo de cómo este organismo fue incapaz de detectar a tiempo una estafa que se calcula en 50.000 millones de dólares y que ha afectado al menos a 4.000 personas.

Madoff, de 70 años, se encuentra bajo arresto domiciliario desde su detención el pasado 11 de diciembre, aunque un fiscal federal ha pedido este lunes en un tribunal de Manhattan que vaya a prisión mientras aguarda el juicio por haber contravenido las condiciones de su libertad bajo fianza. Según el procurador, el acusado ha violado la orden judicial que congeló sus bienes al transferir pertenencias y joyas a varios familiares por valor de al menos un millón de dólares. El juez estudia el caso y aún no ha emitido dictamen sobre la revisión de su libertad bajo fianza.

Tanto demócratas como republicanos han acusado de ineptitud a la SEC, pese a las numerosas señales de alerta, para destapar lo que se tilda como el mayor fracaso del sistema que rige los mercados financieros en EE.UU. En respuesta, ahora promueven la mayor reforma de ese sistema de regulación desde la Gran Depresión de la década de 1930.

"Espero que podamos aprender de este trágico suceso, determinar cómo podemos mejorar nuestra estructura de regulación y realizar la mayor reforma sustancial de las leyes que rigen los mercados financieros estadounidenses", ha declarado el legislador demócrata Paul Kanjorski, que presidió la audiencia. Pero antes de discutir una reforma, agregó Kanjorski, el Congreso debe desenmarañar el escándalo para entender cómo Madoff "organizó sus operaciones empresariales y cómo llevó a cabo sus presuntos actos fraudulentos".

El inspector general de la SEC, David Kotz, ha asegurado que el organismo hurgará por todos los rincones para determinar, entre otras cosas, si Madoff utilizó su influencia y conexiones para eludir a los reguladores durante al menos una década. Fue el propio presidente de la SEC, Christopher Cox, quien pidió una investigación interna, que se inició el pasado 17 de diciembre, sobre por qué la entidad reguladora no tomó medidas pese a que existían acusaciones "creíbles y específcas" en contra del inversionista.

Según el diario The Wall Street Journal, la SEC y otras agencias reguladoras investigaron a la empresa de Madoff en al menos ocho ocasiones en los últimos 16 años. Aun así no pudieron detectar la pirámide montada por el inversor, con la que logró estafar a entidades de la talla del Banco Santander de España o el británico HSBC y hasta celebridades de Hollywood como el cineasta Steven Spielberg y el actor Kevin Bacon, entre otros.