Estafa

Los supervisores investigaron a Madoff ocho veces en 16 años

El Congreso de EE UU escuchó ayer las explicaciones de los supervisores financieros a propósito de la estafa Bernard Madoff. El financiero fue investigado ocho veces en 16 años, sin que los supervisores llegaran a descubrir el entramado piramidal de la estafa, cifrada en 50.000 millones de dólares (35.850 millones de euros).

Ante el Congreso de EE UU comparecieron ayer David Kotz, inspector general de la SEC (Securities and Exchange Commission, el supervisor de los mercados) y Stephen P. Harbeck, presidente de la Corporación para la Protección de los Inversores (Securities Investor Protection Corporation). Ambos declararon sobre su actuación en el caso Madoff y los posibles errores cometidos.

En su comparecencia, Kotz comunicó que la SEC investigará si las relaciones profesionales y sociales que mantenía Madoff con miembros de la agencia podrían haber afectado a las investigaciones y anunció que los funcionarios de la SEC deberán entregar antes del 16 de enero todos los archivos relacionados con el financiero detenido.

The Wall Street Journal informaba ayer de que los supervisores investigaron a Madoff al menos ocho veces durante los últimos 16 años, sin que se descubriera el fraude. La estafa se descubrió por la propia confesión de Bernard Madoff a sus hijos.

La SEC llegó a entrevistarse con Madoff dos veces, en 2005, sin que lograra descubrir la estafa . Previamente, la firma de corretaje del financiero había sido investigada en diversas ocasiones y por diferentes motivos.

Ya en 1992, la SEC destapó un fraude valorado en 440 millones de dólares, tras investigar a dos contables de Florida que trabajaban para la firma por vender productos de inversión no registrados. En 1999 y 2000, los funcionarios de la SEC investigaron a Madoff por malas prácticas en la introducción de órdenes en el mercado, mientras que en 2004 el supervisor inspeccionó a la firma por favorecer a algunos clientes en la introducción de órdenes en perjuicio de otros.

En 2005, el supervisor abrió una investigación más amplia e interrogó a Madoff al descubrir que tenía una firma de asesoramiento financiero con 16 clientes y 8.000 millones de dólares no registrada. Madoff adujo que sus ganancias procedían de los servicios de corretaje, no del asesoramiento.

Ese mismo año, la SEC encontró irregularidades en la forma en que Madoff gestionaba las cuentas de sus clientes. Madoff aceptó registrarse con la SEC en septiembre de ese año.

En 2007, la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (Finra), el supervisor de los brókeres, concluyó tras una investigación que parte del negocio de Bernard Madoff no tenían clientes.

Ayer se supo que el liquidador de las firmas de Madoff cifra en sólo 830 milones de dólarse la cantidad recuperada, el 1,6% de los 50.000 millones estafados.

Ante el juez

Bernard Madoff consiguió ayer mantenerse en libertad bajo fianza, con retención domiciliaria, después de que un juez de Manhattan rechazara la revocación pedida por el fiscal. æpermil;ste solicitió el ingreso en prisión tras alegar que Madoff estaba 'salvando' bienes.