Nueva 'guerra del gas'

Los cortes de suministro de gas ruso se extienden por Europa

Rusia ha cumplido sus amenazas en la guerra del gas con Ucrania. La compañía estatal rusa Gazprom ha decidido cortar esta madrugada los suministros de gas natural a gran parte de Europa. Previamente, la estatal ucrania Naftogaz informó de que el consorcio ruso había reducido a un tercio el bombeo de gas a Europa a través de Ucrania.

Los suministros de gas natural ruso hacia Bulgaria han sido cortados esta madrugada, anunció el ministerio búlgaro de Economía y Energía en un comunicado. Las autoridades han apelado a todos los consumidores del mercado búlgaro a reducir al mínimo el consumo de gas natural y, de ser posible, recurrir a fuentes de energía alternativa.

"Como resultado de la provocada situación de crisis y con el objetivo de evitarse averías industriales, el ministro búlgaro de Economía y Energía búlgaro, Petar Dimitrov, ha convocado al Consejo de Seguridad y Gestión en condiciones de crisis", se informa en el comunicado.

El comunicado precisa que el corte del gas que abastece el gigante ruso Gazprom se inició a las 03.30 hora local (01.30 GMT) y, según el ministerio búlgaro, en la frontera entre Ucrania y Rumanía se interrumpieron también los suministros de tránsito de gas para Grecia, Turquía y Macedonia.

El ministro turco de Energía, Hilmi Guner, confirmó hoy que el gas ruso suministrado por la vía occidental a través de Bulgaria ha sido interrumpido, y que había citado al embajador de Ucrania para tratar el problema.

Pese a esta situación, fuentes de la estatal Corporación Turca de Gasoductos (BOTA) aseguraron que los gasoductos seguían operando al nivel normal y no se registraban problemas con el flujo de gas natural desde Rusia.

Asimismo, la principal compañía de gas y petróleo croata INA comunicó hoy que los suministros de gas natural de Rusia a Croacia han sido cortados por completo esta madrugada.

Además, el suministro de gas ruso a Austria se redujo esta mañana un 90%, informó la compañía gasística y petrolera OMV, mientras que cayó un 70% en RumaníaItalia se asegura que Gazprom sólo puede abastecer hoy al país con 7 millones de metros cúbicos, lo que supone menos de un 20% de las cifras habituales. De hecho, el Gobierno ya ha informado su intención de incrementar la importación de otros proveedores alternativos, según informa Reuters.

Por su parte, el suministro de gas ruso a Grecia ha quedado totalmente interrumpido esta mañana, según confirmaron fuentes de la empresa estatal de gas natural DEPA. En declaraciones a Efe, el presidente de DEPA, Asimakis Papagiorgiu, aunque consideró que se trata de "una situación de urgencia", aseguró que "el consumidor no tendrá problemas" en Grecia.

En Polonia, la Compañía Polaca de Gas (PGNiG) informó hoy de que el suministro de gas ruso a través del oleoducto ucraniano se ha reducido en más de siete millones de metros cúbicos, y anunció que pedirá a sus principales clientes que limiten el uso de este combustible hasta que se normalice el abastecimiento.

El ministro de Economía de Macedonia, Fatmir Besimi, confirmó a Efe hoy en Skopje la interrupción de los suministros de gas natural ruso provenientes de Rusia a través de Ucrania.

Recorte de un tercio del bombeo

Por su parte, la gasística estatal ucraniana Naftogaz informó hoy de que el consorcio ruso Gazprom ha reducido a un tercio el bombeo de gas a Europa a través del territorio Ucrania.

"Lo suministros han caído hasta los 92 millones de metros cúbicos diarios, declaró el portavoz de la gasística estatal ucraniana, Valentín Zemlianski, citado por la agencia Interfax Ukrainy, tras recordar que Gazprom bombeaba poco más 286 millones de metros cúbicos de gas natural.

El portavoz advirtió de que la brusca caída de la presión en la entrada del sistema de gasoductos ucranianos conducirá inevitablemente a la reducción en las próximas horas de los suministros de carburante a los consumidores europeos. "Gazprom ha cortado todas las comunicaciones con Naftogaz", añadió Zemlianski.

Reducir el suministro "robado"

La víspera, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, ordenó la reducción de los suministros de gas en la frontera con Ucrania en el mismo volumen en que el carburante ruso "ha sido robado" en el vecino país en su tránsito hacia los consumidores europeos.

El jefe del Gobierno aceptó la propuesta del presidente de Gazprom, Alexéi Miller, de reducir los suministros en la frontera de Rusia y Ucrania "en el mismo volumen en que ha sido sustraído -65,3 millones de metro cúbicos- y, en adelante, de recortar según el volumen de gas robado diariamente", informó la agencia Interfax.

Gazprom instó anoche a Naftogaz a compensar, con sus propios recursos, esos 65,3 millones de metros cúbicos de gas y bombearlos a a los consumidores europeos en la frontera occidental de Ucrania.