Huelga de 'celo'

Iberia prevé diez cancelaciones para hoy y registra retrasos de hasta una hora

La compañía aérea Iberia prevé registrar hoy diez cancelaciones de vuelos debido a la supuesta huelga de celo que mantienen sus pilotos desde diciembre, según explicaron hoy fuentes de la aerolínea.

Iberia precisó que su operativa de hoy también se ha visto afectada por el reajuste de operaciones ocasionado por los problemas registrados en el fin de semana en el aeropuerto de Madrid-Barajas, con motivo del cierre de dos pistas por la ausencia de varios controladores aéreos

Los retrasos de sus vuelos a primera hora de la mañana oscilan entre los cuarenta minutos y una hora, agregaron las mismas fuentes.

La aerolínea ha reiterado en varias ocasiones que las alteraciones en sus vuelos se deben supuestamente a una huelga de celo puesta en marcha por el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) coincidiendo con la ruptura de las negociaciones para la renovación del convenio colectivo con los pilotos.

Mientras, el Sepla acusa a la compañía de no contar con el personal suficiente, especialmente de cara a la época navideña. Iberia desmintió la necesidad de contratar más pilotos, tal y como exigen desde el sindicato, teniendo en cuenta que en la actualidad dispone de 13 pilotos por avión, frente a once en 2006.

Reclamaciones

Por otro lado, desde primera hora de la mañana de hoy numerosos viajeros de la compañía Iberia hacían fila en sus mostradores de atención al cliente de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas para reclamar por la cancelación de sus vuelos y señalar que se sienten "desprotegidos" ante la falta de información que están recibiendo por parte de la aerolínea.

Este era el caso de Elba, una uruguaya a quien cancelaron su vuelo de ayer domingo hacia su país de origen y que tuvo que pasar la noche en un hotel de Guadalajara. En declaraciones a Europa Press Televisión, aseguró que le habían "llevado como ganado". "En el hotel nos trataron bastante mal, no nos dieron ni un vaso de agua. Había mujeres con sus hijos y sin pañales. Esto ha sido una vergüenza", reprochó.

Del mismo modo, Alex, un joven valenciano que tuvo problemas tanto para ir como para volver a Berlín con Iberia, criticó que la compañía no le haya dado "ninguna razón" de sus cancelaciones de vuelo y confió en que, "como mínimo", le devuelvan el importe de los billetes ya que, a su juicio, "los dos días de trasiego entre aeropuertos" están perdidos.

Asimismo, un hombre que viajaba junto a su familia hacia Tánger, José Angel, explicó que ya había perdido cuatro vuelos por culpa de los retrasos y cancelaciones por parte de la compañía y aseguró que había sido "un desastre" cómo les habían tratado. "No dan ninguna información y no hay suficientes ventanillas. No puede ser que tengas que estar horas en las colas para hacer reclamaciones", aseveró.

Por último, David, un joven madrileño que ya tenía que estar en Francia junto a sus doce compañeros de vuelo que viajaban con él, reivindicó que Iberia facilite más puestos de atención al cliente y con trabajadores más preparados. "La chica de atención al cliente no hablaba ni inglés y tuve que traducir yo", indicó.