Mercados

El mejor arranque de año para el Ibex desde 2003

El índice salda la primera jornada de 2009 con una subida del 3,16%, aupado por Telefónica, Santander y BBVA. El bajo volumen de negocio matiza el optimismo.

Fue una jornada casi festiva, con un volumen de negocio muy bajo -poco más de 1.440 millones en el neto del mercado continuo- pero lo que cuenta es que el Ibex superó el primer día de 2009 con un alza del 3,16%. Es la mejor jornada en casi un mes y el mejor comienzo de año desde 2003, cuando la Bolsa saldó la jornada del estreno con un avance del 4,09%. Los principales responsables de la subida fueron Telefónica (2,78%), Santander (3,7%) y BBVA (4,27%). Estos tres valores representan un 50% de la capitalización del índice, por lo que su evolución es determinante para el saldo total del índice. El Ibex cerró en 9.486,3 puntos, el nivel más alto desde comienzos de noviembre.

En términos porcentuales, que es lo que al final interesa a los inversores, las principales ganancias correspondieron a Gamesa (9,18%), Técnicas Reunidas (7,01%), Inditex (6,73%), Iberdrola Renovables (6,56%) y Criteria Caixa (6,12%). Conviene reseñar que de estas cinco compañías, Inditex es la única que vale más ahora que hace seis meses.

Hasta 31 valores lograron en la primera sesión ganancias superiores al 1%. Sólo dos empresas terminaron en negativo. Se trató de Red Eléctrica (-0,14%) y Unión Fenosa (-1,58%), si bien estas dos caídas vienen matizadas por el hecho de que ambas pagaron dividendo. Así, si se descuenta el dividendo, Unión Fenosa habría terminado el día sin pérdidas y Red Eléctrica, con una revalorización del 1,13%. Otro tanto de lo mismo sucede con Iberdrola, que también remuneró a los accionistas. El saldo fue del 0,76%, pero descontado el dividendo, la subida habría sido del 2,97%.

La ayuda de 4.000 millones para General Motors apuntaló al sector en toda Europa

El Ibex no avanzó en solitario. De hecho, las ganancias del parqué español estuvieron entre las más bajas de los grandes índices europeos. El Footsie de Londres mejoró un 2,88%; pero el Euro Stoxx avanzó un 3,47%; el Dax de Fráncfort, un 33,9% y el Cac de París, un 4,09%.

Los mercados abrieron en positivo, pero fue la apertura alcista de Wall Street lo que aceleró las ganancias. El mercado espera que el multimillonario plan de infraestructuras anunciado por el presidente electo de EE UU, Barak Obama, comience pronto a dar sus frutos. Así, el Dow Jones cerró con un alza del 2,97%; el S&P 500, del 3,16% y el tecnológico Nasdaq, del 3,50%.

Las ayudas, de hecho, ya se están materializando. General Motors ha recibido 4.000 millones de dólares (2.875 millones de euros) dentro del plan de estímulo coordinado por la Reserva Federal y los mercados lo celebraron con importantes ganancias en el sector. Así, General Motors subió más del 15% en Wall Street y Ford mejoró un 3%. En Europa, Renault se revalorizó un 7,57%; Fiat, un 6,1%; Porsche, un 5,12%; Volkswagen, un 3,64% y Peugeot, un 2,72%.

Las incertidumbres sobre la economía siguen siendo enormes. Los datos del índice de actividad manufacturera de EE UU, publicados el viernes, reflejan que la fábricas estadounidenses registraron en diciembre la mayor contracción desde el año 1980. Los beneficios de las compañías estadounidenses llevan siete trimestres consecutivos a la baja. Si la trayectoria se mantiene durante el primer semestre de 2009, será la peor racha desde 1947. En Europa, el BCE pronostica que la contracción de la eurozona puede llegar hasta el 1%.

Apostar por compañías sólidas

Aunque en 2008 ya llovió bastante, pocos dudan de que los mercados financieros afrontarán un verdadero temporal en 2009. Para pasarlo a cubierto, Citi aconseja invertir en empresas con 'balances fuertes, de gran capitalización y con exposición a EE UU'.

La recomendación del banco estadounidense es centrarse en el perfil de crecimiento y no en los ratios de valoración, muy atractivos en prácticamente todos los sectores, y apostar por empresas defensivas. 'Nuestro mantra es: poco endeudamiento, mucho crecimiento', explica la entidad. Citi propone sobreponderar sectores como salud, alimentación, recursos básicos, seguros, medios de comunicación y telecomunicaciones. Entre los valores preferidos por el banco destacan Swisscom, Nestlé, Vivendi, Vodafone, o Merck.

La crisis hipotecaria primero y el colapso del crédito después liquidaron una de las épocas más brillantes de la Bolsa, cinco años consecutivos de ganancias que se saldaron con una revalorización acumulada del Ibex superior al 150% en el periodo 2003-2007. El año pasado (-39,4%) fue el peor en la corta historia del índice, cuyo primer ejercicio completo fue 1992.

Un curioso dato estadístico es que en los últimos 10 años, el signo del primer día de negociación ha coincidido con el saldo final del ejercicio. Todas las veces que el Ibex comenzó en positivo el primer día del año, el balance anual fue positivo. De la misma manera, siempre que hubo números rojos la primera jornada, el Ibex concluyó el año por debajo de donde lo había hecho en el ejercicio anterior. ¿Será este 2 de enero un indicio de lo que ocurrirá durante los próximos meses?

El euro retrocede y pierde los 1,4 dólares

La moneda europea se depreció ayer un 1% frente al billete verde y cotizó por debajo de 1,4 dólares por unidad. El consenso en el mercado es que EE UU ya ha emprendido las medidas para salir de la crisis, mientras que en la UE, lo peor de la recesión aún no ha llegado. Los inversores esperan que el próximo día 15 el BCE baje el precio del dinero desde el 2,5% actual para las 16 naciones que integran el euro (Eslovaquia es nuevo socio desde el jueves).

En EE UU, la Fed ya no tiene margen para actuar, puesto que el objetivo oficial de tipos está entre el 0% y el 0,25%. El dólar también se apreció frente al yen japonés, que perdió un 0,7% y cotizó a 91,4 unidades por dólar, y frente a la libra esterlina, que retrocedió un 1,4%.

La crisis está afectando de manera especialmente severa a la economía británica. En dos meses, la libra ha perdido un 20% contra el euro y ahora está muy cerca de la paridad. La moneda volvió a depreciarse ayer (-0,4%) y un euro se cambiaba a 0,9605 libras. Si el euro llegase a superar a la divisa británica, sería la primera vez en la historia que la libra vale menos que otra gran moneda.