CincoSentidos

La gran fiesta de la innovación empresarial

Los Premios CincoDías, entregados ayer en el Museo del Prado en su primera edición, han sido recibidos como un espaldarazo a los emprendedores.

La gran fiesta de la innovación empresarial
La gran fiesta de la innovación empresarial

Las grandes pinturas del Museo del Prado fueron anoche testigos de la entrega de los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial 2008, una gran cita que congregó a numerosos y destacados representantes del mundo empresarial, político y diplomático. Los galardones han sido instituidos con motivo del trigésimo aniversario del diario, una celebración que se viene conmemorando durante todo este año bajo el lema 30 Años de Economía en Democracia, y han contado con el patrocinio de Gas Natural, La Caixa, Repsol y AENA.

'CincoDías ha estado desde su nacimiento en la vanguardia de la prensa económica. Estos premios nacen con la vocación de afianzar y respaldar la innovación empresarial, y estoy convencido de que la sociedad española así lo entiende, teniendo en cuenta las 157 candidaturas que han competido por estos galardones', señaló Ignacio Polanco, presidente del grupo Prisa, empresa editora del diario, durante el discurso de bienvenida que abrió la ceremonia. El acto fue conducido por el periodista Javier Ruiz, presentador de Noticias Cuatro, quien llamó al escenario una a una a las tres entidades galardonadas con los premios. El galardón es una placa diseñada en exclusiva para la ocasión por la escultora donostiarra Cristina Iglesias (San Sebastián, 1956), autora de las puertas de la ampliación del Museo del Prado que fue inaugurada el pasado año.

Los premios se dividieron en tres categorías, estrechamente vinculadas todas ellas a la innovación, uno de los factores clave en la competitividad de las empresas. El jurado encargado de seleccionarlos fue presidido por Virgilio Zapatero, rector de la Universidad de Alcalá de Henares, y estuvo formado por Adela Cortina, catedrática de æpermil;tica Social y Filosofía Política de la Universidad de Valencia; Amparo Moraleda, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia, Israel y Turquía; Rosalía Mera, presidenta de la Fundación Paideia; Maurici Lucena, director general del CDTI; Joaquín Estefanía, director de la Escuela de Periodismo UAM/El País, y Jorge Rivera, director de CincoDías.

Ana Patricia Botín, presidente de Banesto, fue la primera galardonada en subir al escenario para recoger el premio, que fue entregado por Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural. Como máxima responsable de la Fundación Sociedad y Tecnología, Botín recogió el Premio a la iniciativa empresarial más innovadora en responsabilidad social corporativa, gracias al proyecto Emprendedores TV.

En apenas un año, esta televisión por internet ha reunido más de 400 vídeos en los que los empresarios explican en primera persona sus emotivas experiencias sobre cómo crearon sus negocios. En la concesión del premio, el jurado destacó 'la calidad de un proyecto imaginativo e innovador, su compromiso con los colectivos empresariales más desfavorecidos y la forma más humana y cercana de transmitir el espíritu de trabajo, esfuerzo, lucha y superación personal de los empresarios, en los que radica el triunfo de una sociedad con futuro'. Tras recibir el galardón, la presidente de Banesto destacó la ilusión de la compañía por recibir la distinción. 'Con Emprendedores TV se ha buscado difundir la cultura de innovación para que más emprendedores se animen en España. Las escuelas, las universidades y los colegios utilizan el programa'. En el patio de butacas escuchaba Francesc Fajula, director de la Fundación Cultural Banesto y máximo responsable del proyecto.

Jaume Giró, director del gabinete del Presidente de Repsol, entregó la segunda escultura a Javier Monzón, presidente de Indra, empresa que se adjudicó el Premio al proyecto empresarial más innovador en el campo de las nuevas tecnologías, concedido al simulador para el entrenamiento de las fuerzas de seguridad y emergencias. Esta original iniciativa consiste en la creación de un mundo virtual para la conducción de un camión de bomberos. El jurado reconoció 'el carácter pionero del proyecto, la mejora que supone la formación de los profesionales de la seguridad ciudadana en un entorno libre de riesgos y la aplicación de las nuevas tecnologías a las necesidades sociales'.

Monzón, en su agradecimiento, señaló 'que siguen haciendo falta iniciativas serias y potentes en materia de innovación'. También mostró su satisfacción por la implicación de las fuerzas de seguridad en el proyecto, 'que en España no siempre son objeto de la atención y reconocimiento que merecen'.

El tercero en subir al escenario fue José Núñez Martín, presidente de Alquimia Soluciones Ambientales. Esta empresa tecnológica, situada en Daimiel (Ciudad Real), recibió el Premio a la acción empresarial más innovadora ligada a la Universidad. Concretamente, su Centro de Investigación y Desarrollo para la Recuperación Ambiental (Cidra) mereció el reconocimiento del jurado por 'el decidido compromiso por el uso sostenible de los recursos, el esfuerzo para que la innovación llegue al medio ambiente y al entendimiento productivo de la colaboración entre la Universidad y la empresa'.

Alquimia fue la primera spin-off nacida de la Universidad de Castilla-La Mancha. Esta aventura emprendedora se inició con un capital de 600.000 euros por iniciativa de un grupo de profesores de las universidades Rey Juan Carlos y de Castilla-La Mancha, jóvenes emprendedores y empresarios del sector ambiental, que se asociaron para buscar soluciones a problemas ambientales relacionados con el agua, los residuos, el suelo y la energía. El premio fue entregado por Luis Cabanas Godino, delegado general de Empresas de La Caixa en Madrid.

'Este premio es para nosotros el Gordo anticipado de Navidad, es una gran satisfacción para una pyme que lleva apenas tres años en el mercado', señaló el presidente de la empresa manchega, quien resumió así el proyecto: 'Hemos intentado hacer el yes we can de Obama en Damiel'. El directivo estuvo acompañado por el alcalde de Daimiel, José Díaz del Campo, y la senadora socialista Cristina Maestre.

Tras la entrega de premios, el acto fue clausurado con una conferencia de Bernardo Hernández, director mundial de Geomarketing de Google. Este directivo, que trabaja en la sede central del gigante de internet en California, habló de los futuros retos de la revolución tecnológica.

Hernández recordó que en la Exposición Mundial de 1992 ningún pabellón tenía internet, pese a que después se convirtió en la revolución tecnológica de los noventa. 'El desafío ahora no es el acceso a la red, sino lo que hacemos con ese acceso', señaló. Según el directivo de Google, internet es valor. 'Las encuestas dicen que la gente utiliza más la red que el televisor. Y los datos nos muestran que se ha disparado la búsqueda de cupones descuento en internet'. Para Hernández, antes el reto de las empresas era la seguridad, sin embargo ahora 'lo que importa es la reputación'. El ejecutivo de Google abogó por conseguir una tecnología fácil de usar y barata. 'Me siguen llevando los demonios cuando me piden cuatro códigos en un banco. Se complican mucho las cosas.'

Entre el numeroso público asistente al acto y al cóctel que se celebró posteriormente se encontraban personalidades del mundo de la política, la diplomacia y la empresa, como Vicente Moreno, presidente de Accenture; Emilio Álvarez, vicepresidente de Eulen; Fernando Falcó, consejero de FCC, y Miguel Zugaza, director del Museo del Prado. Por parte del grupo Prisa, acompañaron a Ignacio Polanco el consejero delegado, Juan Luis Cebrián; Francisco Pérez González, consejero de Prisa; Javier Díez de Polanco, consejero delegado de Sogecable; Manuel Polanco, consejero de Prisa; Jaime Polanco, director general de Estrategia y Desarrollo Corporativo del grupo, y el director general de Medios Impresos, Jesús Ceberio, entre otros altos cargos del grupo. También acudió Emiliano Martínez, presidente del grupo Santillana. Entre los directivos de entidades financieras pudo verse en el acto de entrega de los premios a Enrique García Candelas, director general de banca comercial de Banco Santander; Manuel Olazábal, consejero delegado de Banco Espírito Santo, y Fernando de Soto, director general de Banco Popular Español. También acudieron, entre otros, Emilio Saracho, presidente de JPMorgan y Luis Isasi, presidente de Morgan Stanley, entre otros.

La clase política estuvo representada por personalidades como Nieves Goicoechea, secretaria de Estado de Comunicación y Antonio Beteta, consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, entre otros.