El futuro del crudo

El mundo se quedará sin petróleo a precios asumibles dentro de 50 años

Una mayoría de ejecutivos de la industria del petróleo y el gas natural dijeron que Estados Unidos se quedará sin petróleo "a precios razonables" en los próximos 25 años, según un sondeo divulgado el miércoles por la firma de servicios profesionales Deloitte LLP.

Un 53% de 52 altos ejecutivos de compañías de petróleo y gas de Estados Unidos ven que el país se quedará sin crudo a precios razonables hacia el 2033, mientras que el 56% piensa que el mundo carecerá de precios razonables en el 2058, según el sondeo.

Un 71% de los ejecutivos consideró al petróleo y al gas como la fuente de energía más barata disponible, pero sólo un 23% cree que lo será en el 2033. Deloitte no entregó una definición de "precio razonable" para el sondeo, que fue dado a conocer a periodistas en una conferencia de energía el miércoles en Houston. El sondeo a ejecutivos se realizó poco después de la elección presidencial de Estados Unidos.

"Claramente, los profesionales del petróleo y gas encuestados en nuestro sondeo están comenzando a pensar en la transición del país a energías renovables y otros combustibles renovables", dijo Gary Adams, vicepresidente de petróleo y gas de Deloitte. La encuesta mostró que el 75% de los ejecutivos cree que abandonar la dependencia de los combustibles fósiles para el transporte es una meta apropiada para el Gobierno de Estados Unidos.

Solo el 27% de los ejecutivos piensan que la energía renovable es actualmente una fuente sostenible de energía, mientras que el 54% piensa que lo será en el 2033. Sin embargo, el 40% de los votantes registrados piensan que la energía renovable es ahora una fuente de energía sostenible y el 51% piensa que lo será en 25 años.

La encuesta a más de 1.000 votantes registrados se realizó poco después de la elección presidencial y mostró que sólo un 16% piensa que el petróleo y el gas natural son fuentes baratas de energía. Apenas el 6% de los votantes estadounidenses piensa que el petróleo y el gas serán una fuente barata de energía en el 2033.