æscaron;ltima

Honda deja la Fórmula 1 por la crisis del sector del automóvil

La marca japonesa opta por 'proteger la actividad principal' de la grave situación económica global.

Honda deja la Fórmula 1 por la crisis del sector del automóvil
Honda deja la Fórmula 1 por la crisis del sector del automóvil

La crisis económica y sus consecuencias en el sector del automóvil se acaba de cobrar la primera víctima en la alta competición. El constructor japonés Honda anunció este viernes su decisión de cerrar su equipo de Fórmula 1 y abandonar todas sus operaciones en este deporte. 'Honda debe proteger sus actividades principales y garantizarlas a largo plazo', dijo el presidente y director ejecutivo de Honda, Takeo Fukui, en una rueda de prensa. 'Al reconocer la necesidad de mejorar la localización de los recursos directivos, incluyendo las inversiones de futuro, hemos decidido abandonar la participación en Fórmula 1', añadió Fukui, que anunció que toda la estructura de la escudería está en venta. Honda, tras décadas como proveedor de motores, volvió a la parrilla con la compra del equipo BAR, del que acabó comprando el 100% hace tres años.

El anuncio de Honda pilló por sorpresa hasta a los miembros de la escudería, que estaban en el circuito de Jerez para los tests de la semana que viene y que, sin descargar, emprendieron viaje a Gran Bretaña. El futuro de los técnicos, entre los que se encuentra el fichaje estrella del año pasado, Ross Brawn, y de los pilotos, en especial Jenson Button, único que estaba confirmado para la próxima temporada, está ahora en el aire.

Pero los efectos de la decisión del constructor japonés, que ha estado presente en el circo desde 1964, aunque con algunas ausencias, pueden tener mayor alcance. El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Max Mosley, alertó sobre el 'efecto dominó' que puede desencadenar la marcha de Honda. Mosley, abanderado de una reducción radical de costes en la Fórmula 1, afirmó que llevaba tiempo esperando a que alguno de los principales fabricantes se viera obligado a retirarse 'ya que incluso antes de la actual crisis, los costes estaban completamente fuera de control', dijo.

Por su parte, el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, calificó de 'toque de atención' para el resto de equipos la retirada de Honda, y aprovechó para reivindicar su propuesta de reducción de costes más polémica, el motor único para todos los equipos, algo que han rechazado las principales constructoras que participan en el mundial.

Lo cierto es que el gasto de las principales escuderías se ha disparado en los últimos años. Honda, por ejemplo, gastaba al año más de 50.000 millones de yenes, casi 430 millones de euros, sólo en Fórmula 1, según la agencia japonesa de noticias Kyodo, que apuntó que algunos accionistas de la compañía habían empezado a presionar a la dirección para que abandonara una competición gravosa económicamente y nada rentable por los malos resultados deportivos. El futuro del equipo oficial de motociclismo también puede haber sido cuestionado.

La salida de Honda de la máxima categoría del automovilismo -hay que recordar que SuperAguri, el equipo considerado filial, abandonó la competición a mitad de temporada por problemas económicos- deja ahora en la parrilla a Ferrari, Mercedes, BMW, Toyota y Renault como únicos equipos vinculados con un constructor de automóviles. Habrá que esperar para ver si la crisis también les acaba pasando factura. De momento, Mercedes anunció que trabaja para, en dos años, rebajar a la mitad el presupuesto de McLaren, la escudería del actual campeón, Lewis Hamilton.