Coyuntura económica

Trichet acusa a la Comisión de tener bloqueados los planes de rescate

El presidente del BCE afirma que las rebajas de los tipos no se trasladarán a la economía real mientras la UE no agilice la aprobación de los planes de recapitalización de los bancos, lo que sí mejorará la situación del crédito.

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet
El presidente del BCE, Jean Claude Trichet

Jean Claude Trichet aseguró en la rueda de prensa posterior a la rebaja de los tipos hasta el 2,5% que las medidas de este tipo no se trasladarán a la economía real y a la situación de las familias mientras no se aprueben los planes de rescate a la banca. El presidente del BCE culpó a la Comisión Europea de no tramitar con agilidad la aprobación de estos planes, que son los que realmente pueden llevar a las entidades a reactivar el crédito.

Por primera vez desde su creación, el BCE ha hecho una previsión de crecimiento negativo para la economía de la zona euro. Trichet dijo que el PIB se contraerá un 0,5% el próximo año, frente a la expansión del 1,2% que había previsto en septiembre. En cambio, la inflación se ralentizará hasta situarse en el 1,4% en 2009, desde el 3,3% de este año.

Trichet dijo que "el nivel de incertidumbre sigue excepcionalmente alta", pero subrayó: "El descenso de los precios de las materias primas y la disminución de la demanda nos han llevado a la conclusión de que las presiones inflacionistas siguen disminuyendo".

El presidente del BCE reconoció una significativa desaceleración de la economía de la zona euro y dijo que no podría descartar una caída más acelerada de la inflación a mediados de 2009. De todas formas, cualquier descenso brusco será de corta duración y no será relevante para la política monetaria, dijo en rueda de prensa.

"Esperamos que las tasas de inflación estén en línea con la estabilidad de precios en el horizonte relavante para la política monetaria, apoyando el poder adquisitivo de ingresos y ahorros", dijo. "El descenso de las tasas de inflación se debe principalmente al abaratamiento de los precios de las materias primas y a la significativa desaceleración de la actividad económica". El índice de precios de la zona euro se desplomó en 1,1 puntos porcentuales en noviembre, la mayor caída desde la creación de la eurozona hace 10 años, hasta el 2,1% interanual.