Los expertos opinan

¿Rally de fin de año en Bolsa? Trichet tiene la llave

Quedan menos de 20 sesiones para cerrar el ejercicio y la posibilidad de que vaya a haber rally de fin de año en las Bolsas es una incógnita. De la reunión del BCE de mañana dependerá la evolución de los índices bursátiles en las próximas semanas.

Un broker en la Bolsa de Tokio
Un broker en la Bolsa de Tokio

Encaminados a cerrar el peor ejercicio de la historia del Ibex -desde enero cae un 42%-, precisamente ahora se hace más relevante la posibilidad de que vaya a haber rally de fin de año en las Bolsas. Aunque con pérdidas tan pronunciadas parece difícil borrar el mal sabor de boca que ha dejado la trayectoria del índice en los últimos 11 meses, una recuperación endulzaría el comienzo de 2009.

Con las miradas puestas en la reunión del BCE de mañana, el mensaje de Trichet adquiere especial relevancia. "Lo que puede ayudar a las Bolsas es que el mensaje de su presidente sea contundente con el tema de la crisis económica. Debería dejar de lado el discurso sobre la inflación, hablar de la crisis e indicar que tanto autoridades monetarias y Gobiernos pondrán todos los medios para que se solucione lo más rápidamente posible", explica Miguel Paz, de Unicorp Mercados. Si esto sucediera así, tal y como prevé Paz, el rally se prolongaría "hasta mediados de enero cuando se empiecen a publicar los resultados empresariales correspondientes a 2008".

Esta opinión es compartida por Nicolás López, director de análisis de MG Valores. El analista considera que el posible rally que puede haber llevaría al Ibex a los 9.500-10.000 puntos, aunque decir si va a ser antes de Navidad es más complicado. "Si Trichet es más agresivo de lo normal, es decir si baja más de medio punto o si en su mensaje deja claro que va a seguir recortando el precio del dinero, puede ayudar".

Por su parte, Javier Barrio, de BPI, cree que el recorte de las tasas de interés en la zona euro está más que descontado por el mercado, pero no descarta que los comentarios de Trichet puedan animar a la renta variable de cara a final de año. Sin embargo, el experto asegura que "históricamente los mensajes del BCE no han ayudado al mercado". El hecho de que las Bolsas hayan registrado caídas tan fuertes este año puede llevar a los gestores a 'maquillar' el saldo de fin de año, según Barrio.

Tras unos meses excepcionales, como los que los mercados han vivido en 2008, Jordi Padilla, de Popular Banca Privada, explica que "el rally es casi lo de menos, ya que si lo hubiera sería puramente anecdótico". Pese a que el experto considera que es posible que se produzca una recuperación de la renta variable en el último mes del año, especifica que muchos inversores están más pendientes del momento en el que el mercado pueda recuperar la senda alcista. "Trichet siempre se ciñe al guión, pero si baja más de medio punto puede ser que las Bolsas suban", añade.

Por su parte, BNP Paribas asegura que en los mercados de renta variable, las tendencias básicas se mantienen desfavorables, con unos indicadores adelantados a la baja, unas perspectivas de consenso todavía muy optimistas sobre la situación económica y sobre la capacidad de generar beneficios de las empresas. "La crisis de crédito requerirá que las autoridades tomen más medidas antes de que vuelva la confianza, factor esencial para que los mercados de renta variable se estabilicen", añade.

Además, la firma de análisis considera que en el corto plazo, "podría tener lugar en cualquier momento una recuperación significativa, pero se consideraría temporal dada la naturaleza estructural de la crisis y el tiempo necesario para recuperarse".

Un volumen que quita el sueño

Pero el momento en el que los mercados recuperen el tono positivo de una vez por todas no es la única preocupación de los analistas. Y es que, con bajos niveles de contratación en la renta variable como los que vemos en los últimos meses, Alejandro Babío, de Fineco, comenta que "estamos preocupados por el volumen, porque con muy poco papel se puede provocar una sesión como la del lunes".

De esta manera, el experto prevé que diciembre será un mes muy volátil y con una falta de negociación preocupante. "Nos da la sensación de que vamos a entrar en un mes como agosto: no hay volumen, no hay compradores y con poco papel se puede cerrar un año aún más duro".