Bolsa de Nueva York

La recesión socava a Wall Street, que registra la segunda mayor caída del año

Después de cinco sesiones consecutivas de subidas y el rally alcista de Acción de Gracias, la Bolsa de Nueva York se derrumbó a la vez que los datos macroeconómicos empeoran. Los nuevos temores a una recesión económica prolongada y la recogida de beneficios por parte de los inversores, tras las subidas de la semana pasada, tumbaron al Dow Jones un 7,7%, en lo que supone la segunda mayor caída del año

Wall Street comenzó recibió el nuevo mes con una jornada de grandes recortes. Las señales de recuperación ofrecidas la pasada semana desaparecieron y los índices más importantes del país se comieron casi todas esas ganancias. El Dow Jones de valores industriales perdió un 7,7 % y cerró la sesión en 8.149 puntos. El Standard and Poors 500 también registró su segundo mayor retroceso en lo que va de año y cedió un 8,93%. Por su parte, el selectivo tecnológico Nasdaq cayó un 8,95% y finalizó la sesión en 1.398 puntos.

Lo que al inicio de la sesión parecía una simple sesión de recogida de beneficios por parte de los inversores, se fue tornando conforme avanzaba la jornada en una pesadilla para los índices más importantes de EE UU. La apertura de la sesión ya registró pérdidas cercanas al 3%, algo normal según los analistas, después del 'rally' alcista de la semana pasada. Sin embargo, la sucesión de malas noticias en términos macroeconómicos acentuaron las caídas. Ni siquiera la comparecencia de Ben Bernanke, presidente de la Fed, fue suficiente para frenar la caída libre. Bernanke abrió la puerta a una nueva rebaja de los tipos de interés, pese a situarse ya en cotas muy bajas.

Nuevamente, los índices macroeconómicos trajeron malas noticias, y esto influyó de manera muy negativa en la confianza de los consumidores. El ISM manufacturero cayó más de lo esperado por los analistas, hasta 36,2 puntos y se situó en sus niveles más bajos de los últimos 36 años. El gasto en construcción se contrajo un 1,2%, tres décimas más de los esperado por los economistas de Wall Street. Aunque el dato que más preocupó a los inversores fue el informe presentado por la Oficina Nacional de Investigación Económica. Del informe se desprende que EE UU entró en recesión en diciembre de 2007 y por lo tanto su economía se contrae desde hace casi un año.

DOW JONES 30.218,26 0,83%

Como viene siendo habitual en las jornadas de grandes pérdidas, alguna de las cabezas visibles de la economía norteamericana comparece a media jornada con el objetivo de reconducir la situación. En esta ocasión, fue turno para Ben Bernanke, quien anunció una posible bajada de los tipos de interés en la próxima reunión de Fed, prevista para el 15 y 16 de diciembre. Este anunció no surtió efecto y las recortes se aceleraron cercano el cierre de la sesión.

Con respecto a los valores destacados, todas las empresas de cuantas operan en el Dow Jones cerraron con pérdidas. El sector financiero, muy beneficiado la semana pasada, volvió a la difícil realidad y registró importantes recortes. Citigroup fue el peor de los 30 valores y cedió un 22%, Bank of America un 20,6% y JP Morgan un 17,6%. La empresa de tarjetas de crédito America Express también retrocedió posiciones y perdió un 15,7%.

El mercado de materias primas también sufrió un importante revés. El precio del barril de petróleo Texas cayó un 9,23% y cerró la sesión con una cotización inferior a los 50 dólares.