Guy de Blonay

Santander entiende la gravedad de la situación actual

De Blonay considera que, con la ampliación de capital, el banco español constata que el deterioro económico empeora a una velocidad superior a lo previstoEntrevista

'Santander entiende la gravedad de la situación actual'
'Santander entiende la gravedad de la situación actual'

Guy de Blonay no pierde la calma. El director del equipo financiero de la gestora británica Newstar, uno de los pocos que supo anticipar este verano el agravamiento de la crisis vivida en septiembre y octubre, aguanta el temporal con cierta esperanza. Vienen tiempos muy difíciles pero recuerda que la economía no podrá recuperarse sin un sistema financiero sólido. Asegura que será el primero en rebotar en Bolsa, por lo que su estrategia se centra en buscar supervivientes.

¿Le ha sorprendido la ampliación de capital de Santander?

Estamos en un mundo nuevo y las empresas financieras se tienen que preparar para un 2009 difícil. Los mercados emergentes han empezado a sentir los efectos de la desaceleración y de pronto Europa se enfrenta a un nuevo fenómeno. Creo que al realizar la ampliación de capital Santander está haciendo una declaración, está diciendo que el deterioro a nivel mundial está resultando mucho más rápido y grave de lo esperado. Cuando Santander se hizo con Banco Real compró a precio de ganga, pero tras el desplome de la acción la operación no resulta tan atractiva, la ganancia se ha esfumado. Desde que Santander comentó que sus ratios de capital eran los adecuados han ocurrido muchas cosas como recortes de tipos de interés masivos a nivel mundial, malas noticias empresariales y la celebración del día del inversor en México y Brasil, eventos que probablemente dieron al banco una mejor visión de la situación de estos mercados. Por eso los mensajes de la directiva han resultado contradictorios. Creo que Santander entiende la gravedad de la situación actual y hace bien al proponer una ampliación de capital. Prefieren mantenerse independientes que aceptar ayuda estatal.

¿Qué aconsejaría a los accionistas del banco?

Los inversores tienen que entender el motivo de la ampliación de capital. Si no se interpreta como una operación de emergencia como la que se han visto obligados a realizar otros bancos rivales sino como una medida preventiva que reforzará la entidad, los inversores deberían dar su voto de confianza a una directiva que se prepara para un entorno complejo. Eso no significa que la acción vaya a subir. Sin embargo a los inversores leales al banco y que confían en su directiva les aconsejaría acudir. A largo plazo tiene sentido, a corto no.

¿Aumentará ahora la presión para el resto del sector en España?

En el mercado BBVA se va a ver como el siguiente en la lista. No hay nada peor para una empresa que dar la sensación de estar poco capitalizada. Eso puede presionar la acción. Las empresas cotizadas deben aceptar que tienen que tranquilizar al mercado de que pueden sobrevivir al entorno actual. Si no lo hacen serán castigadas. Este juego debería ser temporal y debería mitigarse una vez mejore el funcionamiento del sistema. La crisis financiera tocó techo cuando los mercados de crédito se cerraron. Ahora empiezan a funcionar otra vez y los tipos interbancarios han comenzado a bajar. Pero necesitamos tiempo para saber si es el primer paso para una recuperación sostenible en el tiempo o si es simplemente temporal. Entretanto, la presión para las compañías estará ahí. Supongo que Santander ha preferido anticiparse y traspasar toda la presión a BBVA. Ser el primero es además más fácil que el décimo de la cola.

Su fondo tiene que estar invertido un 80% en el sector financiero. ¿Dónde está invirtiendo ahora?

Las economías no pueden crecer sin un sistema bancario sano. Un inversor que invierta en el sector se debe centrar en los valores mejor preparados para sobrevivir al entorno actual. En EE UU hay unos 3.000 bancos. Es muy posible que un tercio de ellos caiga, pero está cada vez más claro quiénes serán los supervivientes. Jugadores como Wells Fargo, JPMorgan o US Bancorp tendrán oportunidades de hacerse con activos a precios atractivos que garanticen su crecimiento futuro. También es importante centrarse en bancos con redes de depósitos fuertes y evitar los que tengan exposición a la banca de inversión.

¿Y en Europa quién ganará?

En Europa todavía es difícil saber quiénes serán los supervivientes pero Santander y BBVA están entre los mejor posicionados. El problema es que muchos hedge funds que se quieren poner cortos en España acaban vendiendo Santander y BBVA aunque no sean los bancos más expuestos a la desaceleración económica en España. Popular podría ser una elección mejor pero ponerse corto en este tipo de valores menos líquidos resulta muy difícil. Por eso están sufriendo tanto los grandes. Los inversores deberían mirar a dos o tres años vista. Estos dos valores tienen mucho más potencial que cualquier jugador local.

El desapalancamiento de los hedge funds tiene mucho que ver en la debilidad del mercado. ¿Cuánto más puede durar este proceso?

Es difícil saberlo. Hace 30 años los inversores privados invertían el 70% de su cartera en Bolsa pero hoy entre el 60% y el 70% lo tienen en productos estructurados y hedge funds con periodos de compromiso de permanencia en el capital de tres meses, seis o incluso un año. Por eso, el periodo de desapalancamiento puede extenderse en el tiempo. Lo único que está claro es que no hemos terminado de ver los reembolsos en los hedge funds y en los fondos de fondos. Cuando remitan el mercado podrá empezar a funcionar con normalidad otra vez.

¿Cree que será el sector financiero el primero en rebotar?

Sí, porque para ver crecimiento el sistema financiero tiene que funcionar bien. Es posible que algunos bancos de inversión y empresas muy endeudadas aún deban provisionar más pero en general ya hemos pasado lo peor. El año que viene lo sectores de crecimiento son los que van a sufrir pero lo bancos ya no entran en esta categoría.

Un punto de entrada muy atractivo

El principal problema de los mercados ahora mismo son las ventas forzadas. Muchos inversores institucionales, hambrientos de liquidez, se ven obligados a vender a cualquier precio para hacer frente a reembolsos masivos. La buena noticia es que las valoraciones están tan castigadas que ofrecen un buen punto de entrada, según de Blonay.

'Creo que cualquiera que entre ahora en el mercado ganará dinero en los próximos 12 meses'. Este experto considera que los mercados pueden comenzar a recuperar entre los próximos 6 y 12 meses por lo que considera que hay oportunidades con una visión a dos o tres años vista.

Las valoraciones actuales descuentan un 2009 muy complejo, casi depresivo. 'Creo que esto es algo exagerado porque para que ocurriera deberíamos ver un nivel de desempleo del 25% en EE UU'. La recesión es un hecho pero de Blonay confía en las actuaciones de los bancos centrales. 'Tienen que entenderlo y actuar de forma agresiva para evitar un entorno deflacionista como el que vivió Japón'. En su opinión el BCE deberá actuar con más determinación, pero alaba tanto al Banco de Inglaterra como al Banco de España.