Hacia un nuevo orden financiero

Santander amplía capital en un 25% tras la presión del mercado

Santander ha tenido que ceder a las peticiones del mercado al recurrir, por sorpresa, a una macroampliación de capital de 7.200 millones de euros para mejorar sus ratios de solvencia y colocarlos al nivel de sus competidores europeos. Tras esta ampliación, que supone colocar un 25% de nuevas acciones, Santander situará su core capital (capital principal) en el 7%, similar al que han alcanzado sus rivales tras recapitalizarse con dinero público. Santander, que quiere recuperar su ventaja frente a sus competidores, se ha comprometido a mantener el dividendo por acción en 2009.

Santander amplía capital en un 25% tras la presión del mercado
Santander amplía capital en un 25% tras la presión del mercado

No ha podido aguantar la presión del mercado ni las nuevas comparativas con sus más directos rivales internacionales. Los analistas llevan más de un mes y medio reclamando al primer banco español más capital, como lo están haciendo a todo el sector financiero, como medida de previsión ante el deterioro del sector por la crisis bancaria. Y al final Santander ha tenido que someterse a este consenso y se ha sumado a las macroampliaciones que están realizando sus competidores internacionales. Su objetivo de evitar una apelación al mercado se ha visto frustrada al comprobar que no podían enajenar activos en los que habían colgado el cartel de 'en venta' ante la mala situación del mercado. 'No estamos dispuestos a malvender, razón por la que hemos optado por retirar del mercado estos activos y al final hemos recurrido a una ampliación para mejorar los ratios de solvencia ante la presión de la Bolsa, que pide cada vez más capital a la banca. La acción del grupo no despegaba pese a que los resultados habían sido buenos', señalaban ayer en Santander.

Pero a diferencia de la recapitalización que han llevado a cabo sus homólogos europeos, Santander ha acudido a los inversores particulares y no al Gobierno para subir sus ratios de solvencia, recuerdan. De cualquier forma, la ampliación de capital por 7.194,6 millones de euros anunciada ayer por Santander es un completo giro sobre lo que aseguraron hace sólo dos semanas sus responsables. En la presentación de resultados del tercer trimestre del grupo el pasado 28 de octubre su consejero delegado, Alfredo Sáenz, fue tajante, 'no necesitamos ampliar capital'. Dos días más tarde su presidente, Emilio Botín, descartó en Brasil que la entidad necesitase una inyección de nuevos fondos para incrementar sus ratios, argumentando que se sentían cómodos con sus niveles de solvencia, incluso mejor que sus rivales con tasas más altas, pero, según el grupo español, con mayores riesgos.

Para realizar la ampliación pondrá en el mercado el 4 de diciembre 1,599 millones de nuevas acciones, que representan el 25% de su actual capital, a un precio de 4,5 euros por título, lo que supone un recorte del 46% sobre el cierre de sus acciones del viernes.

Mantendrá su dividendo por acción en 2009 pese a la ampliación de capital

SANTANDER 2,64 -1,05%

El periodo de suscripción de esta emisión se abre el día 13 de noviembre y se cierra el 27. Podrán acudir a ella todos los accionistas del banco con derechos de acción preferente -contaba al cierre de septiembre con 2.251.033 inversores-, y aquellos que puedan adquirirlos en el mercado. Así, cada título en circulación otorga un derecho de suscripción preferente. Son necesarios cuatro para suscribir una acción nueva. El grupo explicó que, pese al volumen, 'la operación está totalmente asegurada'. La Bolsa castigó ayer a Santander al cerrar a 7,92 euros, con una caída del 5,04% -el banco esperaba más descenso-. Su capitalización bursátil es de 50.650 millones, con un desplome en el año del 46,45%.

El director financiero, José Antonio Álvarez, declaró a los analistas que en 'este escenario, hemos decidido realizar esta ampliación de capital y no recortar el dividendo, porque pensamos que el accionista lo va a apreciar'. Declaró que el banco aumentará este año su dividendo. Lleva dos pagos de éste con cargo al ejercicio actual, con una subida del 10% sobre los de 2007 ( que saldó con 65 céntimos), pero falta el tercero, aún sin determinar. Y se compromete a mantener el beneficio por acción con cargo a 2009, y pagarlo en efectivo.El pay-out (parte del beneficio que destina a dividendo) se mantendrá igual que en los últimos años, es decir entre el 45% al 55%.

Santander logra con esta operación un core capital del 7% frente al 6,31% actual para mantener 'la ventaja que teníamos con el resto de competidores', aseguró Álvarez.

BBVA critica la estrategia de su competidor

En algo más de 15 meses Santander ha pedido al mercado 17.200 millones de euros. A la ampliación anunciada ayer hay que sumarle la emisión de bonos convertibles de octubre del pasado ejercicio por 7.000 millones para la compra de Banco Real a ABN Amro. Este año, además, ha realizado tres compras, dos de ellas con ampliaciones. La primera fue de algo más de 1.500 millones para adquirir A&L, y una cifra similar para Sovereign, aunque en este último caso será en el primer trimestre de 2009 cuando se lleve a cabo la operación. Los analistas aseguran que esta ampliación 'mete presión al resto de los bancos españoles, y Santander lo sabe, y ha optado por ser el primero en acudir al mercado. Siempre el primero saca ventaja', explican.

La reacción de BBVA a esta operación no se hizo esperar. Envió a toda su red de oficinas una comunicación interna criticando la estrategia de Santander, que había optado por ser 'mucho más agresiva' que la suya, al llevar a cabo diversas adquisiciones que suponen 'importantes consumo de capital y aumentos de los riesgos'. En el comunicado asegura que se desconocen los 'impactos finales' que pueden tener estas compras. En la misiva, BBVA 'marca diferencias' con su más directo rival y destaca que, frente a una estrategia 'agresiva', ha preferido otra más 'prudente' al anticipar 'correctamente' la compleja situación del sistema financiero y optar por no hacer compras desde el estallido de la crisis.

'En el contexto de la actual crisis financiera internacional, otro competidor más, en este caso Santander, tiene que acudir a una ampliación para reforzar sus ratios de solvencia', señala. BBVA presume también de tener mejores ratios de mora y cobertura, y de operar a una escala 'mucho más reducida en mercados que han sufrido un fuerte deterioro de calidad crediticia'. Y añade que BBVA cuenta con 'elementos que refuerzan nuestra capacidad de generar recursos propios' sin acudir a ampliaciones.