CincoRed

El despliegue de la fibra embarranca por la crisis

Las inversiones de las operadoras caerán un 4,2% en todo el mundo en 2009. Una bajada que amenaza a las nuevas infraestructuras.

El despliegue de la fibra embarranca por la crisis
El despliegue de la fibra embarranca por la crisis

Los despliegues de las nuevas redes de fibra óptica seguirán sin despegar en 2009. Así de duro se muestra un informe publicado días atrás por Santander Investment Bolsa, al que ha tenido acceso este periódico, y en el que se prevé una caída de las inversiones del 4,2% para el próximo año por parte de las operadoras, frente a un incremento del 4,3% durante el ejercicio en curso. El estudio del banco español es claro: 'la crisis financiera limitará las inversiones en redes'.

Otros expertos no son tan pesimistas, si bien advierten de una ralentización en las partidas para el sector. ABI Research prevé un crecimiento del capex (capital expedienture) del 7% (antes preveía un 8,3%), mientras que Ovum, en su 'escenario más probable' habla de 'tasas de crecimiento reducidas'. Aunque es peor su 'escenario pesimista', en el que se apunta a una reducción del capex del 28%.

Esta semana, Cisco Systems, la mayor empresa del mundo de equipos de redes de internet, advertía de una reducción de sus ingresos de entre el 5% y el 10% para el trimestre que acaba el 31 de enero.

Lo cierto es que el escenario global no es nada bueno y los números de las empresas empiezan a ser cada vez peores. En su pronóstico para el sector en 2009, Santander Investment Bolsa apunta a un recorte de las inversiones en redes fijas del 3,5% a causa de las 'incertidumbres regulatorias la posible obligación impuesta por los reguladores nacionales para que las grandes operadoras abran sus nuevas redes de fibra a la competencia y del retorno de la inversión', que fija en un periodo de entre 2,5 y 4 años. En las infraestructuras de móviles, la reducción será del 5,1% por el frenazo al negocio en los países emergentes.

Por regiones, la peor parte se la llevará Latinoamérica con un recorte del capex del 13,9%, motivado en buena medida por las menores partidas destinadas al desarrollo del 3G en la región, tras un fuerte avance en 2008 por parte de compañías como América Móvil, Telecom Italia o Telefónica. En el resto de mercados emergentes, la caída será del 6,3%.

En Europa la disminución será del 2,2% en términos de euros (un 9,8% en términos de dólar) por un 0,1% en Norteamérica gracias, en buena medida, a los despliegues realizados por operadoras como Sprint-Nextel, que elevará el capex un 12,2%. Por el contrario, AT&T lo reducirá un 1,7% frente a un 0,2% de su rival Verizon.

Entre las principales compañías europeas, según el informe de Santander Investment Bolsa, la mayor reducción del capex en 2009 será la experimentada por BT con un 10,1%. A su vez, Deutsche Telekom y Telefónica reducirán esta partida un 0,5% y un 4%, respectivamente, mientras que France Telecom y Vodafone la elevarán en un 3,7% y un 0,5%, respectivamente.

En este sentido, estos analistas creen que para las operadoras va a ser más difícil obtener financiación, y calculan que en 2010, la mayoría de operadores 'no generarían suficiente caja como para poder cubrir, sin necesidad de refinanciarse, sus compromisos de retribución al accionista y pagar sus compromisos de deuda'. Por ejemplo, ya en 2009, Deutsche Telekom tendrá una necesidad de refinanciación de 3.357 millones de euros, Telecom Italia de 2.536 millones y KPN de 900 millones.

En el ámbito estratégico, y como formas de maximizar las inversiones, estos analistas indican que va a seguir aumentando el número de acuerdos entre operadores para compartir infraestructuras en la telefonía móvil, 'en línea con lo visto en Reino Unido entre Vodafone y Orange o 3 (Hutchison) y T-Mobile, y en España entre Vodafone y Orange'. Para ellos, el objetivo pasa por disminuir el despliegue de red especialmente en zonas poco pobladas y en mercados en los que los operadores no son dominantes.

En cualquier caso, los recortes en inversiones en 2009 van a afectar a los fabricantes. Así, por ejemplo, Santander Investment prevé una caída del 3,5% de las ventas de Alcatel Lucent en telefonía fija, y del 1,2% para Ericsson. En una línea similar, la casa de bolsa Stifel Nicolaus apunta a una caída de los ingresos de Cisco Systems del 6,6% en el ejercicio fiscal de 2009.

De igual forma, no todos los presupuestos de inversión de las operadoras van a parar a los fabricantes de equipos. De hecho, el 53% se destinaría a obra civil, y un 24% a los propios equipos. Eso sí, los fabricantes aspiran a quedarse con parte del 23% restante si logran hacerse con la gestión total del proyecto. Es posible que en esta época de crisis ese sea uno de sus objetivos.

La venta de teléfonos móviles se ralentiza

El mercado de móviles dice adiós a sus tasas de crecimiento de doble dígito, al menos hasta 2010. El informe de Santander Investment Bolsa apunta que esa tendencia se va a desacelerar de forma pronunciada. En 2008, las ventas de móviles aumentarán un 9,5%, hasta 1.259 millones de unidades, pero en 2009, sólo crecerá un 4,4% hasta 1.314 millones de unidades. De cumplirse el pronóstico, sería el crecimiento histórico más bajo de la industria exceptuando la caída del 3,2% de 2001.

El estudio augura que a partir de 2009 se empezará a ver caídas importantes en la cifra de incorporación de nuevos suscriptores, debido a las altas tasas de penetración alcanzadas en algunos mercados y al efecto negativo de la crisis. 'æpermil;sta frenará significativamente la proliferación de segundas líneas destinadas a datos en los entornos profesionales en mercados maduros y podría también frenar las nuevas altas en los segmentos más desfavorecidos'.

Los analistas del Santander también advierten signos de desaceleración en el mercado de reposición. A ello ha ayudado, dicen, una tendencia clara de los operadores a reducir los subsidios, focalizarlos en determinados modelos y a requerir contratos más largos de permanencia a sus clientes.

En cuanto a fabricantes de móviles, cinco (Nokia, Samsung, Motorola, Sony Ericsson y LG) controlan el 84% del mercado. Pero apuntan que el panorama competitivo se está volviendo más agresivo con el empuje de Apple, HTC y RIM. Y advierten del inminente renacimiento de Motorola, mientras descartan una debacle en Sony Ericsson.