Automoción

Seat pierde el 150% más y sigue como única filial de VW en números rojos

Las ventas de coches en España se enferman de gravedad y contagian a Seat. La marca filial de Volkswagen acrecentó su estatus de oveja negra al sumar al hecho de ser la única del grupo en pérdidas el haber agravado sus números rojos un 150% en los nueve primeros meses, hasta 30 millones de euros. La matriz avisó ayer de que la situación obliga a ajustes de costes y a revisar inversiones.

Seat cerró los nueve primeros meses del ejercicio como única marca en pérdidas del grupo Volkswagen. Es más, la filial que dirige Erich Schmitt multiplicó por 2,5 sus números rojos operativos hasta sumar 30 millones de euros. El responsable financiero de la compañía, Hans Dieter Pötsch, y el vicepresidente ejecutivo, Detlef Wittig, explicaron ayer en una conferencia telefónica con analistas y periodistas que la firma se ha visto 'gravemente afectada por el desarrollo del mercado en España', del que la marca sigue siendo muy dependiente y que ha tenido un 'efecto sustancial' sobre las ventas.

Así, la cifra de negocio se situó en 4.046 millones en el periodo, con una reducción del 8,8% frente a los 4.439 millones contabilizados en los nueve primeros meses de 2007. La caída de la facturación fue consecuencia de la reducción de las ventas, que alcanzaron 291.000 unidades entre enero y septiembre, lo que representa una disminución del 4,9%. Las matriculaciones cayeron en España el 22% en los nueve meses.

Esta mala situación del mercado tendrá sus consecuencias. 'Es necesario', avisaron los directivos, 'que en situaciones como las de Seat ajustemos otros planes, también en lo que concierne a las inversiones, y por supuesto, tenemos que tomar medidas para mejorar también la situación de los costes'. Una necesidad, eso sí, que 'no es excepcional en Seat, sino que es vigente para otras áreas'. La compañía tiene planteado un expediente temporal de empleo para 750 personas que estará vigente hasta julio. En este sentido, Pötsch y Wittig aseguraron que intentan 'defender el mantenimiento de la fuerza de trabajo en todo lo posible'.

Los dos directivos aseguraron en todo caso que están ejecutando la estrategia definida para la marca hace dos años. 'Seguiremos por este camino'. La compañía destacó además el buen comportamiento que ha registrado el lanzamiento del nuevo Ibiza.

La situación del mercado ha tenido más consecuencias que los que se ven en la cuenta de resultados. A finales de año está previsto el relevo de Berthold Krüger como vicepresidente comercial y su sustitución por Jan-Henrik Lafrentz, actual vicepresidente de finanzas. Krüger apenas ha durado dos años en el cargo. Su antecesor, Giuseppe Tartaglione, estuvo un año. Más breve fue el anterior, Harald Schomburg, que sólo aguantó cinco meses.

Las pérdidas operativas de Seat han lastrado las cuentas de Volkswagen, dado que el resto de marcas del grupo (la propia VW, Audi, Skoda, Bentley VW Vehículos Comerciales y Scania) aportaron beneficios al resultado de la compañía, cuyas cuentas, en todo caso, sobresalen por encima de las de sus competidores. El fabricante ganó el 28,5% más hasta septiembre, periodo en el que registró un beneficio de 3.733 millones. La facturación mejoró entre enero y septiembre un 5,5%, hasta 85.432 millones.

El presidente, Martin Winterkorn, se mostró satisfecho con los resultados 'en un entorno difícil' gracias a una paleta de modelos juvenil y respetuosa con el medio ambiente, así como una producción flexible. A diferencia de los recortes de previsiones de buena parte de sus competidores, VW aseguró ayer que mantiene su previsión de superar las ventas, facturación y el beneficio operativo logrado en 2007. Pese a estos resultados, la acción cerró su segundo día consecutivo de pérdidas tras la escalada alcista del lunes y martes y cayó el 3,29%, hasta 500 euros.

Planes

El plan estratégico de Seat contempla elevar sus ventas mundiales en 800.000 unidades hasta 2018.

Las ventas de la compañía alcanzaron 291.000 unidades en los nueve primeros meses, lo que representa una caída del 4,9%.

CO OO presenta un 'contrainforme' del ERE

CC OO entregó ayer un informe al departamento de Trabajo de la Generalitat catalana en el que se opone al expediente de regulación temporal que ha presentado Seat sobre 750 personas. El sindicato alega que la empresa ha incumplido los acuerdos del plan industrial firmado el 16 de diciembre de 2005, en el que la dirección se comprometió a no presentar ningún ajuste más en un plazo de tres años.

Fuentes sindicales señalaron que el actual expediente es el tercero que aplica la empresa en este periodo, y además indicaron que tampoco se han cumplido los volúmenes de producción y de plantilla alcanzados en su momento.

Por su parte, un portavoz de Seat negó estos argumentos, asegurando que el sindicato incluye los planes de bajas incentivadas realizados en los dos últimos años, 'que no se pueden considerar como un expediente. Además, el actual ajuste es temporal, por lo que no se puede comparar con el pactado a finales de 2005, que era de extinción de contratos'.

Por si fuera poco, las mismas fuentes remarcaron que la empresa ha aceptado, a propuesta sindical, no incluir en el expediente actual a los afectados de hace tres años. La aprobación de actual expediente de Seat está en manos de la decisión de la consejería de Trabajo de la administración catalana, una vez agotado el plazo de consultas.