Elecciones presidenciales

Obama hace un histórico anuncio de media hora para la clase media de EE UU

A seis días para las elecciones, Barack Obama hizo ayer una apuesta de campaña: un anuncio de media hora de duración que se emitió en 'prime time' en siete de las mayores cadenas del país. El anuncio, de carácter documental, apelaba directamente a la clase media y fue posible gracias al músculo financiero de una campaña que ha recogido donaciones millonarias por parte de los ciudadanos.

Barak Obama y Bill Clinton
Barak Obama y Bill Clinton

La imágenes de la América del medio oeste e historias de familias de clase media agobiadas por la crisis o el carísimo sistema de salud estadounidense fueron los apoyos documentales de un anuncio de media hora en la que el propio Obama narraba la situacin del país para, a continuacin, ofrecer las soluciones que propone con su programa. Su director, Davis Guggenheim, ganador del Oscar por el documental de Al Gore 'Una verdad incómoda', ofreció un producto técnicamente impecable y presentó a Obama en una oficina de tipo presidencial para dirigirse a los votantes.

Nada estaba dejado al azar, semejante decorado tenía la mision de acercar la imagen ejecutiva de Obama y familiarizar a los votantes con un candidato que podía estar en el despacho oval y, desde allí, conectar con los problemas de una clase media que desde hace tiempo padece una crisis como se recuerdan pocas.

Los últimos minutos del llamado "infomercial" se cerraron con una conexión en directo a un multitudinario acto de campaña en Florida donde el candidato habló de elegir "esperanza y no miedo" y pidió a los televidentes que siguieran haciendo campaa por él.

El anuncio costó unos tres millones de dólares y la campaña se gastó entre cinco y siete millones más para emitirlo a las 8.00 de la noche en la NBC, CBS, Fox News y otros canales de cable. El esfuerzo financiero ha sido posible porque la campaña de Obama, que ha organizado una minuciosa captación de donaciones a través de Internet, ha roto todos los récords de financiación en la historia de EE UU. Sólo en septiembre, la candidatura a la presidencia demócrata consiguió recaudar 150 millones de dólares mientras que la de su contrincante, el republicano, John McCain, ha tenido un presupuesto de 85 millones de dólares.

La emisión de este anuncio se consideraba ayer una apuesta arriesgada porque la campaña podía correr el riesgo de parecer muy extravagante o enfadar a quienes esperaban la programación regular de la televisión. Aunque los datos de audiencia o de recepción no pudieron ser obtenidos a cierre de esta información, las primeras círticas de los analistas en la televisión fueron favorables y resaltaron que, a diferencia de otros anuncios, este no había sido negativo. No sólo no hubo ataques a McCain o a George Bush sino que ni siquiera fueron mencionados en la media hora que duró.

El impacto de este infomercial se vio multiplicado por un acto posterior en Florida, recogido por la mayor parte de las cadenas de noticias, en el que Obama y Bill Clinton compartieron el escenario. Durante las primarias, Clinton fue muy duro con Obama y eso jugó en contra de su mujer pero desde la convención demócrata, el ex presidente se puso inequívocamente del lado del candidato. Ayer explicaba en Kissimmee, Florida, que "no podemos tontear con esto, nuestro país está en el alero. Este hombre debe ser nuestro presidente".