Resultados

La gran banca redujo un 1,6% su beneficio hasta septiembre

Los cinco grandes de la banca, Santander, BBVA, Caja Madrid, 'la Caixa' y Banco Popular, redujeron un 1,6% su beneficio neto en los nueve primeros meses del año, hasta 15.096,06 millones, frente a los 15.359,97 millones del mismo periodo de 2007. Esto se debe a los menores resultados singulares, pero elevaron un 12,81% su beneficio recurrente, hasta los 14.816 millones, frente a los 13.155 millones de 2007.

La crisis no ha pasado de largo por la cuenta de resultado de los bancos, ya que han duplicado su morosidad, han reducido su tasa de cobertura y se han visto obligados a elevar sus provisiones, pero han logrado incrementar su resultado recurrente, el puramente bancario, y casi mantener su beneficio neto, en un contexto de crisis y desaceleración económica.

Los bancos han optado además por blindarse frente a la crisis y aumentar las provisiones ante el continuo incremento de la morosidad, que podría duplicarse en 2009. El Santander registró un beneficio neto atribuido de 6.935 millones hasta septiembre, un 5,5% más, aunque el crecimiento del beneficio habría sido del 16% si no se tiene en cuenta el impacto de las plusvalías extraordinarias obtenidas el ejercicio anterior.

La tasa de morosidad de la entidad se colocó en el 1,63%, casi el doble del 0,89% que registró al cierre de septiembre de 2007, con una cobertura del 104%, lo que supone 54 puntos menos de un año antes. Los negocios en España (Banco Santander, Banesto, Santander Consumer Finance, Open Bank y Banif) alcanzaron una morosidad del 1,5%.

Por su parte, BBVA registró un beneficio neto atribuido de 4.501 millones de euros, lo que supone un descenso del 5,4% sobre el mismo periodo de 2007, pero sin tener en cuenta los extraordinarios, su beneficio hasta septiembre alcanzó los 4.321 millones de euros, con un crecimiento del 9,1%.

Por su parte, 'La Caixa' disminuyó un 14% su beneficio neto consolidado, hasta 1.571 millones de euros, ya que no contabilizó resultados extraordinarios al destinar íntegramente a provisiones los 225 millones de euros de ingresos extraordinarios generados. El beneficio recurrente atribuido al grupo, después de minoritarios, fue de 1.571 millones de euros, un 7% más.

A continuación, se situó Caja Madrid, que obtuvo un beneficio de 1.126,5 millones, lo que supone un descenso del 11,1% respecto a 2007, en el que obtuvo mayores extraordinarios por los dividendos de su participación en Endesa, que superaron los 200 millones de euros.

Si se eliminan estos extraordinarios y el impacto de la reorganización entre Mapfre y Caja Madrid, así como la Venta en OPV de un 21,5% del capital de Realia en 2007, el beneficio recurrente se incrementó un 9,2%, hasta los 831,06 millones de euros. Por último, Banco Popular obtuvo un beneficio de 956,49 millones de euros entre enero y septiembre, un 3% más.