Telefónica

Pese a la crisis, el potencial alcista persiste

Los analistas confían en que su fortaleza palíe el deterioro de los mercados.

La crisis mundial no pasa de puntillas por las empresas de telecomunicaciones, pese al carácter defensivo del sector, señalan los analistas de Self Trade. El entorno actual y las perspectivas -marcadas por la incertidumbre y el descenso del consumo- afectan también a Telefónica. La mayor parte de los analistas prevé que la compañía se vea implicada en la recesión de Europa y la ralentización del crecimiento en América Latina. No es que el mercado brasileño o de otros países de este área vayan a sufrir un gran deterioro, pero ya no son el soporte de hace un año. No obstante, los expertos creen que la fortaleza del grupo y la rentabilidad por dividendo -que tras la caída de la última semana asciende ya al 6,67%- paliarían los aspectos negativos. Además del revés que ya acumula el valor: Telefónica pierde 39,29% en el año tras cerrar el viernes a 13,49 euros.

'Los dos grandes mercados de Telefónica, España y Gran Bretaña, están entre los países más afectados por la crisis económica, mientras que el declive de los precios de las materias primas impactará en el crecimiento en América Latina la otra área geográfica que más pesa en sus resultados', señala David Strauch, de Oddo. Subraya que en España la crisis inmobiliaria podría presionar a la baja a la actividad de telefonía fija. En consecuencia, justifica que sus estimaciones sean un 2% más bajas respecto al consenso del mercado para 2009-2010. Desde Oddo ya se realizó una revisión a la baja sobre Telefónica debido a la exposición a América Latina, donde esperan que las dificultades afecten a los resultados futuros.

Precisamente su presencia en el continente americano le ha castigado con fuerza en Bolsa esta semana, con un desplome que el miércoles se elevó al 8,83%. Pero los descensos en Bolsa no son debidos sólo a los problemas concretos en Argentina, sino también al sentimiento de que la recesión va a afectar al crecimiento económico del área más de lo inicialmente previsto, señalan los expertos. Esa zona aporta el 34,4% del resultado bruto de explotación, con Brasil a la cabeza -14,4%-, mientras que Argentina supone el 3,5% y Venezuela, un 4,8%. No obstante, según JPMorgan, los resultados del tercer trimestre de Telefónica todavía seguirán impulsados por América Latina.

TELEFÓNICA 3,76 -1,39%

Con las dudas invadiendo todos los ámbitos, el grupo optó el pasado 13 de octubre por reiterar ante la CNMV las metas de crecimiento para 2008. Los ingresos se moverán entre el 6% y el 8% por encima de los obtenidos en el año precedente, mientras que los resultados brutos de explotación serán superiores entre el 7,5% al 11%. Telefónica facturó por 51.298 millones de euros y un Ebitda de 18.688 millones en 2007.

Además, la empresa confirmó los objetivos financieros para 2010 que suponen, entre otros aspectos, alcanzar un beneficio por acción de 2,304 euros ese año. En una etapa como la actual, caracterizada por la falta de liquidez, se ha valorado que el grupo señalase que afronta con flexibilidad el calendario de vencimientos de su deuda, cuya vida media asciende a 6 años. Los vencimientos ascienden a 3.800 millones en 2009 y a 5.600 millones en 2010.

Para los analistas de Inverseguros, estos compromisos evidencian que la compañía que preside César Alierta 'está claramente infravalorada por fundamentales', y que mantiene su fortaleza financiera, con un apalancamiento en niveles más bajos que los de sus competidoras -es la mejor de Europa en opinión de esa firma-. Destacan que el grupo muestra, como otras del sector, una elevada capacidad de generación de caja y con una buena visibilidad de resultados.

Otro tema que despierta el interés de los analistas sobre el valor es el programa de recompra de acciones, que se ha ampliado un 50%. Este plan adicional supone la compra de 50 millones de acciones propias hasta finales de año, que se suman a los 100 millones que fueron adquiridas entre enero y el 10 de octubre. Para Cheuvreux, esta medida es muy tranquilizadora y confirma el perfil diferente frente al de su sector.

Desde Fortis se considera la adquisición de acciones propias como una buena noticia y también la consolidación de la estrategia para 2008-2010. Sin embargo, los analistas de M&B se preguntan sobre el impacto de la desaceleración de la economía de América Latina en el grupo y cómo de honda es la crisis en España. Por otro lado, en cuatro de los informes más recientes realizados sobre Telefónica se recomienda comprar sus acciones - los elaborados por Merrill Lynch, Ahorro, Banesto Bolsa y Deutsche Bank-. Dos optan por mantener -Collins Stewart e ING-. A fecha del viernes, ninguno se decanta por vender.