Decisión coordinada

Los grandes bancos centrales occidentales bajan en medio punto los tipos de interés

El BCE, la Fed y los bancos centrales de Reino Unido, Canadá, Suiza y Suecia han decidido bajar los tipos de interés un 0,50% de forma coordinada. "La reciente intensificación de la crisis financiera ha aumentado los riesgos para el crecimiento económico", según el comunicado conjunto elaborado por los bancos centrales. "Cierta calma de las condiciones monetarias globales está, por tanto, garantizada (...) Durante la actual crisis financiera, los bancos centrales han mantenido un compromiso de consultas continuas y han cooperado de una forma sin precedentes en la puesta en marcha de acciones conjuntas como las inyecciones de liquidez o la reducción de las presiones sobre los mercados financieros", añade el comunicado. Tras esta decisión, el BCE deja ahora sus tipos en el 3,75, la Fed en el 1,5% y el Banco de Inglaterra en el 4,5%.

El Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mediante esta acción coordinada bajar en 50 puntos básicos, hasta el 3,75%, los tipos de interés en la zona euro. La medida, según anunció el banco europeo, entrará en vigor el próximo 15 de octubre.

La decisión se produce días después de que el BCE, en una reunión celebrada el pasado jueves, decidiera mantener los tipos básicos de interés en la eurozona en el 4,25%. La institución europea también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 5,25%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 3,25%.

Sin embargo, hoy, el BCE también procedió al recorte de esos tipos, en la acción coordinada con la Reserva Federal de Estados Unidos y otros cuatro bancos de Europa y América del Norte. El banco central de Japón no se sumó a la acción, pero, según el comunicado del BCE, "expresó su fuerte apoyo a esta política de actuación".

Por tanto y con efecto inmediato, el BCE aplicará a sus prestamos a entidades una facilidad marginal de crédito del 4,75%, es decir 50 puntos básicos por debajo de la actual. El tipo de interés a la facilidad de depósito bajará igualmente con efecto inmediato, 50 puntos básicos, hasta el 2,75%.

El BCE explica que los riesgos inflacionarios en la eurozona han decrecido, pese a lo cual sigue siendo "imperativo" impedir que se produzcan efectos secundarios derivados del encarecimiento. "Mantener los pronósticos de inflación sigue siendo nuestro objetivo. Apoyaremos la estabilidad de precios a medio plazo y el crecimiento sostenido y el empleo a fin de contribuir a la estabilidad financiera", subraya el comunicado del BCE.

Los analistas especulaban estos días con una acción coordinada de bancos centrales para bajar los tipos de interés, pero coincidían en que esa decisión se produciría a finales de mes.

"Desaceleración notable de la actividad"

La Reserva Federal norteamericana (Fed) expresa en su comunicado que "el ritmo de actividad económica se ha desacelerado notablemente en meses recientes". "La intensificación de las turbulencias del mercado financiero probablemente causarán restricciones adicionales del gasto, en parte, porque reducirán la capacidad de los hogares y empresas para obtener crédito", añade.

Ayer, en una medida sin precedentes, la Reserva Federal anunció que, mediante un fondo especial nutrido por el Departamento del Tesoro, iniciará la compra de títulos comerciales no asegurados de forma que las empresas tengan dinero para pagar sueldos, adquirir suministros y funcionar normalmente.

La Reserva Federal señala que, si bien la inflación es alta, el Comité de Mercado Abierto que maneja la política monetaria de EE UU considera que la caída de precios en la energía y otras materias primas, y la expectativa de una actividad económica más débil, han reducido los riesgos de un fuerte empuje de inflación. Además, la Fed aprobó hoy una reducción de medio punto porcentual en la tasa de descuento que cobra a los bancos por sus préstamos, que queda en el 1,75%.