Crisis financiera

Wachovia recurre a la justicia para desbloquear su venta a Wells Fargo

El banco estadounidense Wachovia ha anunciado que continuará su negociación con Wells Fargo y ha solicitado ante un juez federal de Nueva York que se desbloquee la venta, después de la demanda interpuesta por Citigoup. El gigante financiero argumentó que el pasado 29 de septiembre firmó Wachovia un acuerdo exclusividad por el que se quedaba con sus operaciones bancarias por 2.200 millones de dólares.

A pesar de este acuerdo, Wachovia y Wells Fargo anunciaron, el pasado tres de octubre, un acuerdo de compra por valor de 15.500 millones de dólares. Por ello, Citigroup interpuso al día siguiente una demanda alegando que tenía un acuerdo de exclusividad con Wachovia, que le impedía hablar con otros posibles compradores. Ante este requerimiento, el juez de la Corte Suprema de Nueva York, Charles Ramos, bloqueó la operación el sábado,cuatro de octubre,y extendió el plazo del acuerdo de exclusividad hasta nueva orden y citó a Citigroup y Wachovia para comparecer ante el tribunal el próximo 10 de octubre.

Wachovia sin embargo, ha respondido y ha pedido al juez de distrito John Koeltl que declare válido el acuerdo con Wells Fargo y le permita seguir con la operación. Koetl no ha anulado la orden del juez Ramos, pero ha programado una audiencia para siete de octubre, martes, en la que otro juez determnará si la oferta puede proceder, con lo que Citigroup podría volver a responder con más acciones legales.

La entidad financiera se ha convertido en el capo de batalla entre Wells Fargo y Citigroup, que cada uno por su parte quieren continuar con los acuerdos firmados con Wachovia para su adquisición, mientras surgen las dudas de los efectos que un largo proceso judicial puede tener para el ya deteriorado banco.

Es posible que los litigios entre los tres bancos sigan durante algún tiempo ya que se juegan mucho más que una fusión. La compra de Wachovia, el sexto banco comercial de EE UU y la última víctima de los efectos causados por la crisis de las hipotecas de alto riesgo, podría convertir a Citigroup o Wells Fargo en uno de los pocos gigantes que quedarán en EEUU después de la crisis.