Hacia un nuevo orden financiero

Alemania garantizará sin límite todos los fondos bancarios de particulares

Merkel asegura que no permitirá que los problemas del HRE afecten a todo el sistema financiero. Los bancos privados anunciaron ayer su retirada del plan de rescate del segundo banco hipotecario de Alemania.

El Gobierno alemán ha querido mandar un mensaje de tranquilidad, tras el anuncio de la retirada de los bancos del plan de salvación del Hipo Real Estate (HRE), el segundo banco hipotecario del país. "El Gobierno Federal garantiza todos los fondos privados", ha anunciado Torsten Albig, portavoz del ministerio de finanzas.

Según ha informado un segundo portavoz citado por la agencia Reuters, la garantía será ilimitada. Hasta ahora Berlín solo garantizaba hasta 20.000 euros, la cantidad mínima a la que obliga la UE, y que es la que garantizan países como España.

Previamente, la canciller alemana Ángela Merkel había asegurado que el Gobierno no permitirá "que la crisis de un instituto financiero ponga en peligro todo el sistema. Por eso estamos trabajando a toda presión para salvar al Hypo Real Estate". Merkel hizo éste anuncio tras reunirse con los máximos representantes del Bundesbank y del órgano regulador financiero alemán (BaFin), para tratar la retirada de los bancos privados de la operación de rescate del HRE.

Junto a la canciller Merkel compareció ante los medios junto al ministro de finanzas, Peer Steinbrueck, quien ha anunciado que el gobierno ha estado trabajando "en una solución institucional específica" para salvar al HRE. Fuentes del Gobierno han señalado que una de las posibles soluciones consistiría en ampliar el radio de entidades que participen en el paquete de rescate a las aseguradoras, con lo cual las cargas quedarían repartidas entre el Estado, la banca y las compañías de seguros.

La canciller alemana quiso así mandar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos, y aseguró que estos no tienen que temer por sus ahorro y ha insistido en que se hará todo lo posible por responsabilizar a los culpables de la mala gestión. "Se lo debemos al contribuyente", aseveró.

Retirada de los bancos privados

Anoche, un portavoz de HRE anunció que el grupo de bancos privados que se había comprometido a un crédito inmediato de 15.000 millones de euros había retirado su oferta. El anuncio se produjo tan sólo horas después de que el dominical Welt am Sonntag adelantase una información, según la cual las necesidades del HRE para sobrevivir son mucho mayores que el paquete de rescate previsto.

La operación de ayuda preveía las mencionadas garantías de crédito por parte de la banca privada además de un segundo tramo de 20.000 millones de euros por parte del Estado hasta mediados de 2009. Según un informe del Deutsche Bank citado por el dominical, el banco en crisis necesita en cambio hasta finales de año una inyección de unos 50.000 millones de euros, y por lo menos otros 70.000 hasta 100.000 millones hasta finales de 2009.

El HRE no quiso comentar estas cifras y se limitó a señalar que "confiamos en que todos son conscientes de la urgencia y seriedad de la situación". El banco señaló que tiene previsto analizar alternativas y adelantó que el gobierno de Dublín ha dejado entrever que está dispuesto a analizar un paquete de ayuda a Depfa, la filial de HRE afincada en Irlanda y a la vez instituto que había desencadenado la crisis.

Hypo Real Estate había entrado en grandes dificultades de financiación porque su filial Depfa Bank no conseguía liquidez en el mercado interbancario a raíz de la crisis financiera internacional.

Bélgica y Luxemburgo buscan una solución para Fortis

El banco francés BNP Paribas negocia la compra de las filiales de Fortis en Bélgica y Luxemburgo, una operación que debería resolverse este fin de semana, según ha señalado el ministro luxemburgués de Economía, Jeannot Krecké.

Krecké, en declaraciones recogidas por Le Parisien, ha señalado que BNP Paribas "es una posibilidad pero hay varios" candidatos, cuyos nombres no ha precisado. El banco francés no ha querido comentar las informaciones que, en los últimos días, le sitúan como el mejor colocado para hacerse con Fortis.

El pasado viernes el Gobierno holandés grueso de la actividad de Fortis en Holanda, incluyendo la del antiguo ABN Amro, por 16.800 millones de euros. Ahora, los ejecutivos de Bélgica y Luxemburgo tratan de buscar una solución para el resto de los activos implantados en sus respectivos países.

El primer ministro belga, Yves Letrme, ha asegurado que su Gobierno baraja "todas las opciones", desde la nacionalización total de la entidad hasta su venta a un banco extranjero. Según la prensa del país, el Gobierno dará a conocer hoy la solución adoptada, aunque un portavoz del primer ministro ha anunciado que "no es seguro" que se cumpla ese plazo.