Crisis financiera internacional

Fortis podría depreciar el valor de los activos de ABN Amro en 17.500 millones si no logra venderlos

El banco belga-holandés Fortis podría tener que rebajar en 17.5000 millones de euros el valor contable de los activos del ABN Amro que posee si no consigue finalmente venderlos, según un informe de JP Morgan publicado hoy.

Para JP Morgan es "cada vez más probable" que Fortis tenga que rebajar el valor de su participación en RFS -la sociedad a través de la cual adquirió ABN Amro en 2007 junto a RBS y el Santander- en su balance de situación.

El banco estadounidense rebajó hoy su valoración de estos activos, que ayer había cifrado en 7.500 millones de euros, después de que el holandés ING descartara hacer una oferta por ellos.

Según el informe, el precio de mercado de los activos del ABN Amro podría estar ahora en torno a los 6.500 millones de euros, por lo que, en el caso de que finalmente Fortis se los tenga que quedar, el banco debería depreciar su valor en 17.500 millones ya que los adquirió por 24.000 millones.

Fortis anunció ayer que llevará a cabo la venta de los activos que tiene de ABN Amro de forma "cuidadosa" y sin "fecha límite".

A este respecto, JP Morgan indica que, al tratarse de una participación en una compañía independiente, Fortis no tendrá una fecha límite para deshacerse de ellos.

El informe considera que, hasta que Fortis no resuelva este asunto, será "imposible" que los inversores recobren la confianza en sus acciones.

Asimismo, señala que la retirada de ING de una posible oferta por Fortis reafirma la situación de sus títulos.

Los gobiernos de Bélgica, Holanda y Luxemburgo decidieron el pasado domingo inyectar en Fortis 11.200 millones de euros para salvarlo de la crisis, a cambio del 49% del capital de las divisiones de banca en cada uno de los tres países.

Otras entidades castigadas

JP Morgan habla en su informe que varias de las principales entidades europeas de banca mayorista y de inversión podrían verse obligadas a llevar a cabo nuevas depreciaciones de sus activos por un importe total antes de impuestos de 28.400 millones de euros.

El estudio prevé que esta rebaja en el valor contable de los activos se producirá durante el segundo semestre del año, lo que elevará el importe bruto depreciado por el sector desde que comenzó la actual crisis financiera hasta los 116.100 millones de euros.

La peor parte le corresponderá al británico Lloyds TSB (si finalmente adquiere el HBOS), que podría hacer depreciaciones de 5.700 millones de euros, seguido del Deutsche Bank (4.500 millones), el Barclays (3.700 millones), el UBS (2.700 millones) y Société Générale (2.600 millones).

JP Morgan señala que el Lloyds TSB, el Royal Bank of Scotland (RBS), el Barclays y Credit Agricole corren el riesgo de no alcanzar el 6% en el ratio "Tier 1", que mide los recursos de calidad de la compañía.

Los mayores riesgos que podrían incrementar la cuantía de las depreciaciones son, según el banco estadounidense, los títulos CMBS (respaldados por hipotecas comerciales) en Estados Unidos y el apalancamiento financiero.

El informe considera positivo el plan de rescate estadounidense de 700.000 millones de dólares, aunque afirma que no resolvería por completo los fundamentos de la crisis bancaria.