Hacia un nuevo orden financiero

Barclays compra activos de Lehman por 1.300 millones

Barclays cerró el martes la compra de la unidad de corretaje, la sede de Nueva York y dos centros de datos a Lehman Brothers. Ambas entidades empezaron a negociar horas después de que Lehman quebrara el lunes. El precio, 1.750 millones de dólares (1.300 millones de euros), está por debajo de lo que esta entidad esperaba.

Los ejecutivos de Lehman llamaron a los de Barclays el lunes por la noche, apenas horas después de haber solicitado la quiebra, para efectuar una venta parcial del negocio que antes de la caída del banco no habían querido.

Las negociaciones fueron rápidas y ayer, al cierre del mercado el presidente de Barclays Capital, Robert Diamond, y uno de los directivos de Lehman, Herbert McDade, se presentaron en la sede que Lehman tiene en el área de Times Square de Manhattan para anunciar a los empleados que habían llegado a un acuerdo. Este supone que unos 10.000 podrán conservar su trabajo.

El pacto, presentado al final del día, contempla la venta de la unidad de corretaje, por la que se pagan 250 millones de dólares y la sede de la entidad en Nueva York, además de dos centros de datos. Esta compra de edificios y servicios eleva la transacción a 1.750 millones de dólares (1.300 millones de euros), por debajo de los 2.000 que Lehman intentaba conseguir, como mínimo. Según Barclays, los precios de los inmuebles son los actuales de mercado. Los activos con los que se hace el grupo británico está valorados en 72.000 millones de dólares y el pasivo en 68.000.

Diamond utilizó ayer las mismas palabras que Ken Lewis de Bank of America el día que compró Merrill Lynch, 'esta es una oportunidad única para Barclays'.

El consejero delegado del banco londinense, John Varley, reconoció que existe la oportunidad de comprar varios negocios europeos. Varley dijo que algunas actividades se solapaban con las de Barclays, pero que estudian la operación, un mensaje optimista para los 4.500 empleados de Lehman en el Reino Unido.

Los directivos del grupo de EE UU siguen trabajando para vender la gestora de inversión en la que dos firmas de capital riesgo han mostrado interés: Bain Capital y Hellman & Friedman. Los ejecutivos estiman que pueden obtener por ella 5.000 millones de dólares, aunque para los mercados ésta es una estimación optimista. La venta se puede anunciar a fines de esta misma semana.

Las filiales europeas despiertan el apetito

El administrador de Lehman Brothers PricewaterhouseCoopers (PwC), ha recibido muestras de interés por parte de diversas entidades sobre los negocios del banco en Europa que son solventes y siguen operando. Según Tony Lomas, uno de los socios de PwC, 'ha habido interés por algunos de los negocios, entre ellos los de gestión de activos y finanzas corporativas, y hemos iniciado conversaciones con los interesados'.

La caída de Lehman presenta oportunidades para compradores pero también pérdidas. De hecho los bancos y aseguradoras de Europa han admitido que tienen pérdidas potenciales vinculadas al colapso de Lehman valoradas en unos 10.000 millones de dólares. Dexia es el que tiene más exposición, unos 2.800 millones de dólares. Tolu Alamutu, analista de Merrill Lynch aseguraba que las pérdidas 'parecen manejables'.