Préstamos

Martinsa dispara la morosidad de los créditos al 2,14%, el mayor nivel desde 1998

La morosidad de los créditos concedidos por las entidades financieras españolas superó la cota del 2 por ciento en julio por primera vez en diez años, debido sobre todo al rápido avance de los créditos de dudoso cobro en las cajas de ahorros, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

Además, la tasa de morosidad, que se situó en julio en el 2,148%, experimentó un fuerte crecimiento en ese mes al subir más de medio punto porcentual frente a la tasa del 1,608% registrada sólo un mes antes, en junio.

El rápido deterioro de los créditos concedidos por las cajas de ahorros, cuya tasa de morosidad se elevó en julio al 2,554%, frente al 1,909 % de junio, fue el que provocó que la morosidad del sistema financiero superara la cota psicológica del 2%, que estaba olvidada desde junio de 1998, al tiempo que la colocó en el nivel más alto desde mayo de ese mismo año.

Además, en los últimos meses el saldo de morosos se había venido incrementando en alrededor de 3.000 millones de euros mensuales, pero la contabilización de la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa en los datos de julio ha disparado ese nivel hasta los 9.626 millones.

La tasa de morosidad de los créditos concedidos a familias y empresas por parte de bancos, cajas y cooperativas se ha triplicado en tan sólo un año, ya que en julio de 2007 el ratio se limitaba al 0,705%, todavía cerca de mínimos, y al cierre del año pasado se había elevado tímidamente hasta el 0,837%.

En volumen absoluto, las entidades financieras que pueden conceder créditos en España sumaban a finales de julio un total de 38.034 millones de euros en créditos dudosos, para una cartera total de 1,76 billones de euros.

La subida del mes de julio, por decimotercera vez consecutiva, se produce en un momento en que el euríbor, el indicador que más se utiliza en España para fijar el tipo de interés de las hipotecas, se situó de media en agosto en el 5,323%, suavizando ligeramente las subidas de los últimos meses.

Las cajas salieron peor paradas

Por tipos de entidades, las cajas de ahorros siguieron siendo las peor paradas en julio, ya que su tasa de mora pasó del 0,71% registrado en el mismo mes de 2007 al mencionado 2,55% y su cartera dudosa se cuadruplicó, al situarse en 22.289 millones de euros, frente a los 5.679 millones de un año antes.

A continuación se situaron los bancos, con una mora del 1,74% en julio, una evolución algo mejor que la de las cajas, aunque el incremento también ha sido galopante en comparación con la tasa que registraban hace un año, que era del 0,679%.

Por último, las cooperativas de crédito registraron una mora en julio del 1,846%, algo más del doble que el 0,88% de un año antes.