Hacia un nuevo orden financiero

El petróleo cae con fuerza por el miedo a la desaceleración

Las turbulencias en el sector financiero estadounidense afectaron ayer a todo tipo de activos, incluidas las materias primas. El precio del petróleo sufrió una caída de 5,2 dólares en la sesión y cerró en 92,38, el nivel más bajo en siete meses.

Hay que remontarse a mediados del mes de febrero de este año para encontrar un petróleo tan barato como el que se pagaba ayer en el mercado de futuros. El barril de Brent cayó con fuerza, afectado por la sacudida que ha supuesto la quiebra de Lehman Brothers y la compra de Merrill Lynch por Bank of America, al entender los operadores de este mercado que las malas noticias procedentes del sistema financiero de EE UU pueden ahondar la desaceleración económica y reducir la demanda global de petróleo.

El barril de Brent, de referencia en Europa, sufrió un retroceso de 5,2 dólares -un 5,33%- hasta los 92,38 al cierre. El West Texas, referencia en Estados Unidos, llegó a caer por debajo de los 95 dólares por barril. Cerró en 95,3.

Con el descenso de ayer el precio del barril de Brent acumula un retroceso del 37,4% desde el máximo histórico alcanzado en la sesión del 11 de julio, sobre los 147 dólares.

El descenso de ayer se achacó también al paso del huracán Ike por las refinerías de Texas, cuyos daños, según las primeras valoraciones, fueron menores a lo estimado en principio. 'La mayor preocupación que está influyendo en los mercados de materias primas, y por su puesto en el petróleo, es que se produzcan mayores quiebras en el sistema financiero de Estados Unidos, con Lehman Brothers en quiebra, Bank of America comprando Merrill Lynch y AIG pidiendo ayuda a la Reserva Federal, lo que eleva los temores a que una ralentización del crecimiento global afecte a la demanda de petróleo', señalaban ayer en una nota los estrategas de Barclays Capital. La abrupta caída del precio del petróleo en las ultimas semanas se explica, entre otras razones, por la depreciación del euro frente al dólar, divisa esta última en la que se paga la materia prima.

El euro, estable

No fue ayer, sin embargo, un factor determinante. Aunque el dólar comenzó la sesión cayendo con fuerza frente a la divisa europea, en un clima de elevada preocupación sobre la marcha de la economía estadounidense, a media sesión la tendencia se dio la vuelta y el dólar recuperó posiciones hasta 1,418 unidades por euro.

Y eso a pesar de que el mercado descuenta para hoy una rebaja de tipos en Estados Unidos de al menos 25 puntos básicos, movimiento que debería favorecer la apreciación del euro. Se estima, incluso, con que la rebaja podría ser de hasta 50 puntos básicos, hasta el 1,5%.

La huida hacia activos seguros tira de la deuda

La deuda pública experimentó ayer fuertes subidas de precio, al producirse una fuerte demanda de activos con poco riesgo. El tasa interna de rendimiento (TIR), que se mueve a la inversa del precio, cayó con fuerza en todos los tramos de la curva de tipos. En EE UU, el bono a 10 años pasó del 3,72% al 3,452%, el nivel más bajo desde finales de marzo. El bono español a 10 años se situó en el 4,48% desde el 4,59% del viernes. El diferencial del bono español con el alemán alcanzó ayer 46,7 puntos básicos, máximo de 10 años.

En los tramos más cortos, la TIR del bono americano a dos años cayó al 1,8%, mínimo de cuatro meses.