Informe de la OPEP

Cambian los patrones de consumo de petróleo: Asia impulsa la demanda

La demanda mundial de petróleo ha aumentado en 2008 en 880.000 barriles diarios respecto a 2007, gracias al incremento de la demanda en China, Oriente Medio y Asia, según el informe mensual publicado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que revisó hoy a la baja su pronóstico sobre el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2008 y 2009, debido al empeoramiento de la coyuntura mundial y la crisis financiera en Estados Unidos.

China es el país en el que más ha crecido el consumo de petróleo.
China es el país en el que más ha crecido el consumo de petróleo.

En su informe, la OPEP señala el importante descenso de la demanda de crudo de los países de la OCDE, donde la variación ha sido del 1,09% hasta los 48,65 millones de barriles diarios, 540.000 barriles diarios menos que en 2007.

Es especialmente significativa la reducción en la demanda de petróleo de Norte América, donde ha caído un 2,04% respecto a 2007, hasta los 25,02 millones de barriles diarios. Por su parte, Europa occidental ha incrementado su demanda en un 0,05% interanual hasta los 15,31 millones de barriles diarios, mientras que el resto de Europa incrementaba su demanda en un 2,84% hasta los 960.000 barriles diarios.

El mayor aumento de la demanda de crudo se ha dado en China, con un 5,85% interanual hasta los 8,03 millones de barriles diarios, seguida por Oriente Medio, donde ha aumentado un 4,62% hasta los 6,8 millones de barriles diarios.

Para el año 2009, la OPEP espera un incremento en la demanda mundial de 0,9 millones de bidones diarios, hasta alcanzar los 87,7 millones de barriles diarios.

"Como ya habíamos anunciado, hay un número de variables que podrían afectar al crecimiento de la demanda en 2009. La demanda se espera que se sitúe entre los 1,15 y 0,7 millones de barriles diarios. Uno de los factores que podrían tomar peso en el crecimiento de la demanda es el retiro de subvenciones a los precios, como el que ha anunciado el gobierno indonesio de recortar en un 20% sus subsidios al petróleo, o el paso en el consumo del keroseno al gas en algunos países en vías de desarrollo", señala el informe.