Régimen restrictivo

Los sindicatos 'preocupados' por el cambio en política migratoria

Comisiones Obreras y UGT se mostraron ayer 'preocupados' por las 'improvisaciones y ocurrencias', según CC OO, del ministro de Trabajo en materia de inmigración. Celestino Corbacho aclaró ayer que el régimen de restricción total a la inmigración en origen no se aplicará a los contratos de temporada.

Al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, le arreciaron ayer las críticas por su discurso sobre la inmigración. Pero no sólo de organizaciones de inmigrantes y de la oposición, sino también de los sindicatos, que son sus interlocutores en el diálogo social.

El miércoles por la tarde, tras la primera reunión de la comisión de seguimiento del diálogo social, el ministro de Trabajo, que ejercía como portavoz único de Gobierno, sindicatos y patronal tras el encuentro, sorprendió a sus interlocutores al anunciar que ante la actual situación económica 'no parece razonable que sigamos acudiendo a la contratación en origen' con la excepción de ocho países con convenio. Ese asunto no se había tratado en la reunión.

'Con improvisaciones y ocurrencias como ésta no se hace más que pretender cargar sobre la inmigración la responsabilidad del crecimiento del paro', aseguró en un comunicado CC OO. Y añadió: 'Nos parece una falta de respeto' por no haber informado con antelación.

'Nos han molestado y también, de alguna forma, nos han preocupado', asegura Almudena Fontecha, secretaria de Igualdad de UGT. 'Es una deriva que empieza a ser constante y preocupante por parte del titular de Trabajo. Es como si responsabilizara a los trabajadores inmigrantes de una situación que ellos mismos están sufriendo'.

Los sindicatos no están molestos sólo por la forma, sino por el fondo del mensaje, ya que rompe el consenso en política migratoria de la anterior legislatura, en el eje central de control de flujos migratorios en origen, ya que estas restricciones podrían condenar a la irregularidad a los nuevos inmigrantes. UGT pidió ayer una reunión urgente de la mesa de inmigración dentro del diálogo social. Corbacho aclaró que las restricciones no afectarán a los temporeros.

Las tres primeras mesas, en marcha

Aunque el miércoles el foco de los medios de comunicación se centrara en el primer encuentro de la comisión de seguimiento con la presencia de Celestino Corbacho, tres mesas de debate ya han empezado a trabajar discretamente.

La mesa sobre salud laboral, la de formación profesional y la de Seguridad Social ya han tenido las primeras tomas de contacto.

Para el próximo día 22, está previsto que se reúna de nuevo la comisión de seguimiento, donde los agentes sociales han pedido al Ejecutivo que informe sobre el impacto de los paquetes de medidas contra la crisis aprobados en abril y agosto.

Antes de esa fecha habrá 'una reunión técnica' entre las partes para poner en marcha las demás mesas de diálogo (las mismas que la anterior legislatura).

Como última resolución, la patronal (quien se mantuvo ayer al margen sobre las palabras de Corbacho relativas al control de flujos migratorios), los sindicatos y el Ejecutivo tienen que establecer las nuevas mesas para el 'diálogo social reforzado', con temas como vivienda, políticas industriales o energéticas.