Mercados

22 valores del continuo, en mínimo de cinco años

La crisis crediticia e inmobiliaria ha castigado con dureza al mercado de valores desde hace un año, pero el Ibex 35 aún está muy por encima de los niveles de 2003, cuando inició la recuperación. La mayor solidez de los grandes valores permite al índice cotizar por encima de los 11.000 puntos, pero no todas las empresas cotizadas han aguantado tan bien. 22 valores del mercado continuo, casi el 20% del total, están a menos de un 5% de los mínimos de cinco años.

La crisis no sólo ha pinchado la burbuja especulativa de Astroc o ha tirado por tierra los planes de expansión de otras inmobiliarias más apalancadas de lo que podían permitir sus cuentas. El efecto del crac crediticio sobre las cotizaciones de Bolsa va más allá, hasta el punto de haber evaporado las ganancias para 22 empresas del mercado, que están en los niveles más bajos de al menos cinco años o a menos de un 5% de distancia de dichos niveles.

Esto quiere decir que, a pesar de que el Ibex 35 ha avanzado un 74% desde sus mínimos de hace cinco años; fue el último día de septiembre de 2003, cuando el índice estuvo a punto de perder la cota de los 6.700 puntos. El viernes cerró en 11.700 a pesar de la dura caída sufrida desde máximos (un 26,5%). Este comportamiento implica que una inversión referida al Ibex ha ofrecido una rentabilidad anualizada de un 11%, aproximadamente y a pesar de la crisis. Algo que entraría en consonancia con la teoría de que, a largo plazo, la Bolsa es la inversión más rentable.

Hay que saber elegir bien el momento. Y a veces no vale con eso: en 2003 la recuperación de los mercados tras la dura crisis de 2000 acababa de empezar. Pero 25 valores del mercado no han resultado rentables a cinco años vista, aunque obviamente sí lo han sido en algún momento durante este plazo. Estas empresas suponen el 16,5% de las 133 que componen el Índice General de la Bolsa de Madrid. Y se trata sólo de las que han marcado mínimo y apenas han repuntado o las que lo han tocado en las últimas jornadas. Tampoco faltan valores que a lo largo de 2008 han caído a mínimos de cinco años, aunque después se hayan recuperado. Un ejemplo es Afirma, antes conocida como Astroc e icono de la burbuja inmobiliaria, que marcó mínimo histórico en 0,85 euros en el mes de junio, pero que actualmente cotiza a 0,94 euros por título (las acciones alcanzaron su récord en Bolsa en 2007 tras tocar los 72,6 euros).

En este periodo el Ibex 35 se ha revalorizado más de un 74%

En el último lustro, y a pesar de una caída del 16% desde mínimos, el Ibex ha avanzado una media del 11% cada año

'La teoría dice que hay que diversificar, pero Warren Buffett también dice que para qué va a tener todos los valores en cartera cuando puede tener los mejores', comenta Javier Barrio, de BPI, 'ahí están empresas como Grifols, que suben un 30% con el mercado cayendo el 25% en el año'.

Al ritmo de los grandes

La senda del Ibex es la que marcan los grandes. Telefónica, Santander, BBVA, Iberdrola y Repsol suponen el 66% del mercado, y son los principales responsables de que el Ibex suba el 74% desde 2003: Telefónica gana un 77% desde mínimos, Santander un 60% e Iberdrola y Endesa más del 130%. BBVA, no obstante, sólo repunta el 27% desde los niveles más bajos del último lustro. 'Son empresas grandes, que al final representan mejor el devenir de la economía o de los principales sectores. El negocio de Grifols, por ejemplo, va muy bien pero no representa la situación.

Dentro del Ibex 35, sólo hay un valor que esté a un paso de mínimos: Criteria, condicionada porque su carrera bursátil es inferior al año, y eso hace menos significativo el mínimo. No están muy lejos Iberdrola Renovables (también con una corta experiencia en el mercado), BME y Popular. Otros dos valores del índice, Telecinco y Cintra, han marcado a lo largo de 2008 el nivel más bajo en un lustro, si bien ahora están más de un 5% por encima de dicha cota.

Por otro lado, entre los valores que más repuntan desde mínimos algunos que antes cotizaban en fixing -Inypsa, Cleop o Prim- y empresas industriales como Tubos Reunidos, Duro Felguera, CAF, CIE Automotive, Mecalux, Gamesa, Elecnor o la citada Grifols.

Sectores protagonistas

Las constructoras aún suben en el largo plazo Son el foco mediático de la crisis, a pesar de que dependen cada vez menos del negocio del ladrillo y más de los servicios. Pero, a falta de grandes valores inmobiliarios mínimamente líquidos, han pagado en Bolsa los excesos propios y los de otros. Pero aun así, son rentables: Desde los mínimos de hace cinco años ACS ha subido el 155%, Acciona el 207%, OHL el 300%, Ferrovial el 44% y FCC el 31%, gracias probablemente a la fuerte diversificación de negocios llevada a cabo en los últimos años.

Tres OPV de 2006 han bajado más del 80%

Las últimas salidas a Bolsa del mercado español, o ganan mucho o pierden. Y más bien esto último. Las 11 OPV del año pasado están en números rojos. Las pérdidas oscilan desde el 50% de Realia o Solaria hasta las mínimas, del 1%, en Laboratorios Rovi. En 2006 salieron 10 empresas. Seis están en pérdidas, tres bajan más del 80% (Renta, Astroc-Afirma y Vueling), Riofisa dejó de cotizar y Técnicas Reunidas, GAM y Grifols registran subidas del 164%, el 54% y el 360%, respectivamente.

La especulación no se sositene en el tiempo

Entre los valores que están en mínimos de los últimos cinco años se encuentran algunos protagonistas de vertiginosas revalorizaciones. Colonial, Jazztel o Solaria, La Seda de Barcelona, Astroc -luego Afirma- o Service Point han sido en ocasiones presa de los inversores más agresivos, pero el mismo mercado que aupó las cotizaciones ha sido implacable cuando ha desparecido el componente especulativo: Colonial, Aisa, Solaria o Urbas caen en torno al 90% desde máximos del último año.