Motor

Los consumidores se acostumbran a los coches menos contaminantes

Los coches menos contaminantes avanzan en los principales mercados europeos, pero aún están lejos de los compromisos de los fabricantes y de los requerimientos de la UE. La emisión de CO2 de los coches vendidos en España cayó en el primer semestre del año un 3,7%, hasta 152,5 gramos, por debajo de la media europea, según Jato Dynamics. La compra de vehículos de menor tamaño es la principal causa de la caída. Portugal es el país cuyos coches menos emiten, con 139,3 gramos.

Los consumidores se acostumbran a los coches menos contaminantes
Los consumidores se acostumbran a los coches menos contaminantes

Los consumidores españoles parecen tomar conciencia del medio ambiente. O eso, o que la fuerte desaceleración económica lleva a los compradores a decidir gastar menos en el coche, en el impuesto de matriculación y en combustible. Sea por lo que sea, lo cierto es que los coches ecológicos avanzan entre los gustos de los consumidores. Durante el primer semestre del ejercicio, la emisión media de dióxido de carbono (CO2) de los coches nuevos vendidos en España cayó el 3,7%, hasta 152,5 gramos por cada kilómetro recorrido, una cifra que sitúa a España por debajo de la media europea, que está en 154,8 gramos por kilómetro, según los datos de la consultora especializada en automoción Jato Dynamics. En los primeros siete meses, según la patronal de los concesionarios Faconauto, la emisión media se situó en 152,12 gramos, con una reducción del 3,8%.

La causa más probable para este descenso, según la empresa, es la introducción de una nueva fiscalidad en enero de este año. Los nuevos impuestos gravan los coches más contaminantes y dejan exentos a los que emitan por debajo de 120 gramos por kilómetro recorrido. 'El plan Vive', asegura además Jato Dynamics en un comunicado de prensa, 'puede ayudar a lograr los objetivos de la UE para 2012'. El plan Vive es el programa de achatarramiento lanzado por el Gobierno para coches de más de 15 años, siempre que el crédito del ICO puesto a disposición se dedique a un automóvil de unas características determinadas.

Estos objetivos a los que se refiere la consultora, sin embargo, parecen aún más lejos en el horizonte que el propio año 2012, la fecha límite propuesta por la CE para su nueva legislación medioambiental referida a los escapes de los automóviles. Bruselas está cerca de aprobar una normativa que obligará a que los coches que vendan los fabricantes instalados en territorio comunitario emitan de media un máximo de 130 gramos por kilómetro, con 10 gramos adicionales que deberán provenir de tecnologías relacionadas como los neumáticos o el asfalto. Para que se lograse alcanzar este objetivo, las emisiones medias deberían reducirse hasta ese año en un 21,7%.

Esta circunstancia lleva a Nasir Shah, director de negocio global de Jato, a calificar de 'demasiado optimista' la posibilidad de que se puedan alcanzar los objetivos de límite de emisiones.

Incumplimientos

Por no cumplir, las emisiones de los coches en España no cumplen ni el compromiso acordado por la patronal europea de los fabricantes, ACEA, para 1998. La organización se comprometió para que hace diez años los coches vendidos en la UE emitiesen 140 gramos de media. Hoy apenas han logrado llegar al 154,8 gramos de CO2 por kilómetro.

Las emisiones españolas, además, están considerablemente lejos de las que ha registrado el líder en este apartado, Portugal. En el país vecino, los automóviles emiten 139,3 gramos de media por kilómetro recorrido. El segundo de esta clasificación es Francia, con unas emisiones de 140,2 gramos. Estos dos países, al igual que España, cuentan con regímenes fiscales que favorecen a los coches menos contaminantes. Reino Unido o Alemania planean medidas similares.

Entre los países que más han disminuido las emisiones de los coches que circulan por sus carreteras están Dinamarca y Finlandia, con reducciones del 9,1% y del 7,7%, respectivamente. A este ritmo, estos dos países cumplirán con facilidad los objetivos marcados por Bruselas. Suiza y Alemania, dos países acostumbrados a los coches de gama alta, han logrado reducciones 'récord', según Jato Dynamics, que, sin embargo, no facilita datos exactos.

En cualquier caso, la preocupación ecológica no es la única responsable de la reducción de las emisiones. La crisis económica está marcando fuertemente los gustos de los consumidores. Las ventas cayeron el 27,2% en julio, hasta 121.437 unidades, y el precio medio de estas operaciones bajó el 1% en el mes, hasta un promedio de 21.810 euros, según los datos de Faconauto y la consultora MSI.

Modelos más pequeños

La caída del precio medio de los vehículos es, sobre todo, consecuencia de la compra de modelos más reducidos en tamaño y que consumen menos combustible, de modo que de esta forma se reduzca también la factura en gasolineras. Así, las dimensiones de los coches nuevos comprados en España se redujeron un 0,4% en julio. El pasado miércoles, la patronal de los concesionarios aseguró que la principal causa de esta reducción son las dificultades económicas de los consumidores.

Además, Faconauto apuntó a que otro de los factores que explica el comportamiento bajista de los precios es el aumento de las promociones aplicadas a la venta de vehículos nuevos. Las rebajas se incrementaron en un 17% en los siete primeros meses, con un descuento medio de 2.026 euros por cada coche. Estos registros están por encima de los valores alcanzados en años anteriores, según la patronal de los distribuidores, pero 'parece que tenderá a disminuir durante los próximos meses mientras persisten los problemas financieros de los concesionarios'.

Presión legislativa

¦bull; Bruselas pretende introducir una nueva legislación comunitaria que obligará a los coches que se vendan en Europa a que emitan menos de 130 gramos de CO2 por kilómetro.

¦bull; ACEA se había comprometido a reducir las emisiones hasta 140 gramos en 1998, una meta incumplida.