Resultados

UBS pierde 221 millones en el segundo trimestre debido a la crisis crediticia

El banco UBS registró una pérdida neta de 358 millones de francos (unos 221 millones de euros) en el segundo trimestre de 2008, una consecuencia directa de sus importantes inversiones en el sector de créditos de alto riesgo en Estados Unidos, que se encuentra en plena crisis. Hace un año, la entidad anunciaba un beneficio neto de 5.550 millones de francos (3.400 millones de euros) para el mismo periodo.

Sus dos unidades de gestión de fortunas registraron salidas de dinero por importe de 17.300 millones de francos (10.690 millones de euros), mientras que su banca de negocio tuvo salidas suplementarias de 2.000 millones (1.235 en euros) y su unidad de gestión institucional de 24.500 millones (15.140 en euros).

El banco subrayó, en un comunicado, que los resultados de este periodo reflejan el impacto de nuevas depreciaciones de activos por un valor de 5.100 millones de dólares, en relación a hipotecas residenciales en EE UU, así como a instrumentos financieros vinculados a ésas.

Mencionó también que el último trimestre se caracterizó por una actividad menor de la clientela y una ralentización de las actividades de los mercados de capitales, de las fusiones y adquisiciones, así como por una caída de los precios de los títulos.

Venta de activos

Frente a esta situación, UBS aseguró que aplicó medidas para reducir su exposición a la concentración de riesgo, sobre todo a través de ventas realizadas entre abril y junio. A ese respecto, recordó que la más importante fue la venta de activos valorados en 15.000 millones de dólares a la sociedad BlackRock en mayo pasado.

Con respecto a sus medidas de reducción de costes, el banco señaló que sus gastos operativos totales bajaron en un 18% en el segundo trimestre de 2008 frente al mismo periodo del año anterior y totalizaron los 8.110 millones de francos (5.000 millones de euros). Ello a pesar de que tuvo que destinar 900 millones de dólares para cerrar un problema legal que tenía en EEUU.

Recorte de empleos

Otro factor de ahorro fue el recorte de 2.387 empleos, con lo que el número total de trabajadores del banco pasó a 81.452. La supresión de puestos se realizó principalmente en la unidad de gestión de inversiones del establecimiento, responsable de las posiciones en los instrumentos crediticios estadounidenses causantes de sus problemas financieros.

Esa unidad sufrió una perdida (antes de impuestos) de 5.233 millones de francos (3.230 millones de euros) entre abril y junio pasados, frente a un beneficio de 1.659 millones hace un año.

Adelantando ya que las dificultades no terminan aquí, UBS advirtió de que "no espera ninguna mejora en las tendencias económicas y financieras adversas" en la segunda mitad del año, por lo que continuará con su plan de "reducción de personal, de costes y de riesgos".

Asimismo, UBS anunció que escindirá sus actividades en tres entidades autónomas dotadas de mayor poder y de responsabilidades operacionales.

Señaló que el objetivo de esta nueva estructura es "ganar transparencia en las fuentes de creación de valor en el seno de UBS, mediante la adopción de normas estrictas en materia de disponibilidad y de utilización de capitales y financiación".

Nombamiento de cuatro consejeros

UBS designó hoy a los cuatro nuevos miembros de su Consejo de Administración, cuya nominación deberá ser ratificada por los accionistas en la asamblea general que se celebrará en octubre próximo.

Se trata del presidente de la compañía de seguros Swiss Life y ex vicepresidente del Banco Nacional de Suiza, Bruno Gehrig, quien en la década de los ochenta trabajó en la Unión de Bancos Suizos, cuya posterior fusión con el banco SBS dio origen a UBS.

También integrará el Consejo de Administración Sally Bott, de nacionalidad estadounidense y miembro de la dirección del grupo petrolero británico BP.Con ella serán dos las mujeres que integrarán el órgano de vigilancia de UBS.

Asimismo se designó a Rainer-Marc Frey, fundador y presidente de Horizon21, una firma especializada en empresas que no cotizan en el mercado bursátil.