Petróleo

Nueva caída del crudo, a 112,6, por el alza del dólar y el menor consumo

El barril de Brent cerró ayer a 112,6 dólares, lo que representa una nueva caída en el precio del petróleo, motivada por la revalorización del dólar y el temor a un descenso del consumo. Pese a este respiro, los precios industriales de China registraron el mes pasado una subida del 10% interanual, lo que amenaza a la inflación mundial.

El crudo mantuvo ayer la tendencia a la baja de los últimos días. El barril de Brent cerró a 112,67 dólares, 0,6 dólares menos que el cierre del viernes (113,3). Desde el 3 de julio, cuando marcó un máximo de 146,08 dólares, se ha abaratado 33,4 dólares, casi un 23%. El mercado parece ignorar de esta manera el último conflicto surgido en el Cáucaso entre Rusia y Georgia, ya que de momento pesa más la contracción de la demanda mundial. Además, la apreciación del dólar, que se ha revalorizado un 6,5% frente al euro en el último mes, sería responsable de al menos un tercio de este abaratamiento del crudo, según algunos analistas.

Entre tanto, y pese a este aparente respiro que está dando el oro negro en los últimos días, los precios de los productos fabricados en China repuntaron en julio hasta niveles desconocidos.

El Buró Nacional de Estadística publicó ayer el índice de precios industriales, que se incrementó un 10% el mes pasado respecto al mismo periodo de 2007. En lo que va de año, el incremento acumulado es del 8%. De mantenerse estos altos niveles de precios, los expertos advierten de un nuevo riesgo para la inflación a nivel mundial, ya que China es el mayor exportador de mercancías del mundo.

En opinión de los analistas locales, el repunte inflacionista de los productos industriales estuvo motivado por el incremento de la demanda nacional. China importa el 50% del crudo que consume y ahora lo hace un 85% más caro que hace un año. Lo mismo ocurre con otra materia prima fundamental, como es el hierro, un 60% más costoso. Este sobrecoste es uno de los culpables de que se haya reducido un 9,6% el superávit comercial del gigante asiático en julio, que alcanzó los 123.720 millones de dólares (82.319 millones de euros) cuando las compras al exterior se dispararon un 31,1%.

Según fuentes oficiales, las exportaciones crecieron un 22,6% hasta sumar 534.500 millones de euros, pero fueron ampliamente superadas por el ascenso de las importaciones, del 31,1% (452.200 millones).