_
_
_
_
_
æscaron;ltima

El diseño de automóviles pierde a su icono italiano

El presidente de Pininfarina fallece en accidente de moto en Turín

El diseño de automóviles pierde a su icono italiano
El diseño de automóviles pierde a su icono italiano

Eran las ocho de la mañana cuando Andrea Pininfarina, montado en su scooter Vespa Piaggio, cruzaba las calles italianas de Trofarello dirección Turín, donde está la sede de la empresa que presidía y que lleva su apellido: la legendaria y exclusiva firma de diseño de automóviles, Pininfarina SpA. Pero ayer no pudo llegar a su oficina: un Ford Fiesta conducido por un hombre de 78 años le embistió en un cruce por falta de visibilidad, según el diario italiano Corriere della Sera El empresario de 51 años murió en el acto.

Andrea Pininfarina, presidente de la compañía y nieto del fundador de la marca, Battista Pinin Farina, estaba casado y con tres hijos. Quién sabe si alguno de ellos será capaz de tomar las riendas de los diseños que, desde 1930, nutren a los fabricantes Fiat, Volvo, Ford, Cadillac, Maserati o el mismo Ferrari, uno de sus principales clientes. Bajo la dirección del fallecido se idearon los modelos Rosa, Enzo, 612 Scaglietti o, el más reciente, P4/5. La empresa italiana se dedica actualmente, con sus 3.000 empleados, a otros sectores como el diseño de interiores o industriales.

Las acciones de la firma, irónicamente, subieron ayer un 9,78% en la Bolsa de Milán, hasta que las autoridades reguladores decidieron suspender las cotizaciones. A pesar de ser una empresa familiar (los Pininfarina controlan el 55% del capital) ésta anunció hace unos meses la intención de vender un 30% de su accionariado para invertir en el desarrollo de un coche eléctrico. La operación haría que el valor de Pininfarina aumentara 100 millones, según las expectativas de su Consejo. La muerte de Andrea Pininfarina hizo pensar al mercado que podría acelerar el proceso de adquisiciones. La empresa obtuvo en el primer trimestre de 2008 unos beneficios de 145 millones de euros, un 24% menos que en el año anterior.

La marca negocia además con los bancos la refinanciación de su deuda, que alcanza los 600 millones de euros. Compradores no le faltan: el francés Vincent Bolloré ya anunció su intención de entrar en la empresa con 30 millones, así como el industrial indio Ratan Tata o el hijo del fundador de Ferrari, Piero Ferrari.

El fallecido se había labrado en Italia una carrera de oro, a la estela de su padre Sergio Pininfarina, segundo presidente de la marca y todavía senador vitalicio del país.

La industria del motor italiana y su clase política se acurrucaron ayer alrededor de la familia Pininfarina cuando conocieron la noticia. Las declaraciones recordaron los funerales cuando falleció en 2004 Umberto Agnelli, presidente de Fiat. El actual número uno de la marca, Luca Cordero, fue de los primeros en hablar: 'Con Andrea pierdo no sólo un amigo sino un brillante emprendedor'. El presidente del Senado, Renato Schifani, dijo que 'el país pierde a un empresario brillante y ejemplar'. Pininfarina había llegado a ser vicepresidente de Cofindustria y fue Caballero del Trabajo, un galardón del presidente de la República por su trayectoria profesional.

EN BOLSA

Sube un 10% en la sesión.

Las acciones de Pininfarina subieron un 9,78% hasta que se suspendieron: la muerte puede acelerar la venta de parte de la firma.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_