_
_
_
_
_
Plan de construcción

La Generalitat abre al capital privado parte de la gestión del Metro

La Generalitat de Cataluña ha modificado su plan de construcción y gestión de la línea nueve (L-9) del Metro de Barcelona y ha abierto su financiación al capital privado. El encarecimiento de las obras de la que será una de las líneas más largas de Europa, con 47,8 kilómetros y 52 estaciones, ha forzado la decisión, según reconoció ayer el consejero de Obras Públicas de la administración autonómica, Joaquim Nadal.

El presupuesto de la L-9 se ha duplicado desde que el Gobierno de CiU la diseño y licitó en algunos tramos, por 2.464 millones de euros entre 2001 y 2003. La mayor longitud de la línea, la incorporación de nuevas estaciones y de nuevas medidas de seguridad, y la actualización de los precios han disparado el presupuesto hasta los 6.829 millones (incluyendo la prolongación de la línea cuatro).

La entrada del capital privado en la financiación, construcción, conservación y mantenimiento de la línea de metro permitirá reducir el endeudamiento presupuestario que supondría, aunque Joaquim Nadal destacó que existirá una carga importante de intereses al final del periodo de concesión, de 30 años. El consejero destacó que hoy mismo prevé licitar las concesiones de las 26 estaciones de los tramos I (Terminal-Amadeu Torner) y IV (Gorg-Sagrera/Meridiana) por un importe de 1.620 millones, además de otras inversiones valoradas en 350 millones. Las empresas que ya contaban con la licitación de las obras han aceptado la 'retrocesión' de la titularidad del contrato, aseguró Nadal. Estas compañías podrán volverse a presentar al nuevo concurso, añadió.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_