El nuevo mapa eléctrico

Gas Natural cumple su sueño de sumarse a la luz

Nace un grupo integrado con 20 millones de clientes

Ala tercera va la vencida. Esta era una de las frases más recurrentes con la que empleados y directivos de Gas Natural expresaban ayer su alivio tras publicarse el acuerdo irrevocable con ACS, que le otorgará, en un proceso que acabará a mediados del año que viene, el control de la tercera eléctrica, Unión Fenosa

Por fin, el staff de la gasística logra su ansiado objetivo de combinar la luz con el gas, que ya intentaron infructuosamente en operaciones de mayor envergadura, como las opas sobre Iberdrola, primero, y Endesa, después. æpermil;sta, de triste recuerdo para la compañía, pues fue suspendida judicialmente en dos ocasiones y se prolongó durante dos años.

Tras las críticas de que la compañía controlada por La Caixa y Repsol actuó 'con tacañería' en la operación de Endesa (ofreció 21 euros por acción y los compradores finales, Enel y Acciona, pagarían 41 euros), ayer, a sus responsables les quedaba el regusto contrario: '¿habremos pagado demasiado por Fenosa?'. Esta idea no dejó de rondar por la cabeza de algunos de los protagonistas de una operación que ahora no ofrece incertidumbres.

NATURGY 26,59 2,43%

Gas Natural ha pagado, efectivamente, una fuerte prima por Fenosa, 'pero era su gran y, quizás última, oportunidad, y puede hacer grandes cosas con el grupo que se crea', aseguran fuentes próximas a la compañía. Además, de haber dejado escapar una vez más la pieza, habría sido duramente criticada de nuevo.

La fotografía del grupo que resultará de la fusión (que se hará con la máxima rapidez, según fuentes de la compañía), que Gas Natural remitió a última hora de la tarde de ayer, mostraban un panorama alentador. Principalmente, por el arbitraje en los mercados de gas y carbón que podrá ejercer un grupo muy concentrado en la generación térmica y experto en los mercados internacionales.

Con la operación, Gas Natural duplicará su tamaño y se convertirá en una de las mayores utilities de Europa, la tercera española, acortando distancias con Iberdrola y Endesa, y el primer operador mundial de gas natural licuado (GNL) en la cuenca atlántica.

Con una capitalización de más de 30.000 millones de euros, la nueva compañía contaría con más de 20 millones de clientes y 18.200 MW de potencia instalada en el mundo. Las sinergias del grupo, 300 millones de euros, serían similares a las de Enel en Endesa.

Según Gas Natural, la operación supone 'un avance significativo en el desarrollo de Gas Natural y el cumplimiento de su plan estratégico'.

Los negocios de gas de Fenosa añaden una cartera de aprovisionamiento de 6,5 bcm (mil millones de metros cúbicos) de gas a los más de 25 bcm de Gas Natural, y entre las dos sumarán 13 buques metaneros. El nuevo grupo tendrá un 90% de la distribución de gas y un 70% de la comercialización.

En el negocio eléctrico, Fenosa tiene 12.000 MW de capacidad instalada, que, sumados a los de Gas Natural (que es el quinto operador eléctrico), arrojan un total de 18.200 MW.

Uno de los aspectos positivos de la unión es que 'se aseguraría la permanencia en España de los centros de decisión de la tercera utility del mercado español'.

Con unas ventas conjuntas de más de 16.000 millones de euros en 2007 y un Ebitda de 2.276,6 millones, la nueva compañía, aún por bautizar, cuenta con una plantilla de 20 millones de empleados.

El futuro se despeja

Pese al menor tamaño que sus competidoras, Fenosa y Gas Natural han estado protegidas por sus núcleos accionariales de control. Sin embargo, a las dos les faltaba dimensión y, en el caso de la gasística, equilibrar su negocio con nueva generación.

La petrolera italiana Eni permanecerá como socio de gas de Unión Fenosa

Pese a los rumores de una supuesta oferta de Eni a ACS para comprar el 45% de Unión Fenosa o de la posibilidad de que la italiana ejerciera su opción para comprar el 50% de la filial Unión Fenosa Gas, finalmente, la petrolera se quedará como está.

Así lo confirman fuentes próximas a Gas Natural, que consideran que esta opción era muy arriesgada para Eni, pues podría haberse quedado finalmente sin nada. Según el pacto accionarial que ésta mantiene con Fenosa en la filial de gas, que comparten al 50%, en el caso de un cambio de control de la eléctrica española, Eni puede quedarse con la parte de ésta a un precio de mercado que fijen varios bancos de inversión.

Sin embargo, Fenosa podía ejercer un tanteo ofreciendo un 20% más. Así, aseguran las mismas fuentes, 'ante la expectativa de quedarse sin nada', Eni ha optado por seguir compartiendo (en el futuro con Gas Natural-Fenosa) un negocio valorado en 4.000 millones de euros. Unión Fenosa Gas está presente en toda la cadena del gas (producción, licuación, transporte, regasificación y comercialización) y tiene contratos importantes en Orán y Egipto.

æpermil;ste es uno de los negocios que más valor ha aportado en los últimos años a la eléctrica y lo que provoca comentarios como 'que la empresa ha hecho sus deberes en los últimos años'.

La ruptura de Eni que se consideraba inevitable, no lo ha sido. No en vano, la alianza ya existía hace tres años, cuando, con la compra por parte de ACS del 22% de Fenosa al Santander, se produzco un importante cambio en accionarial.

Tampoco se prevén sorpresas en Eufer, la sociedad de renovables que comparte con Enel.