Nuevos productos

Telefónica dará gratis el iPhone 3G de 8 G a cambio de una tarifa mensual fija de 85 euros

A pocas horas de que Telefónica dé el pistoletazo de salida para vender en España el iPhone, la operadora ha desvelado por fin los planes de tarifas con las que lanza el famoso terminal para convencer a sus actuales clientes y a otros que pueda arrebatar a la competencia de que se pasen al teléfono de Apple que tantas pasiones está levantando.

Telefónica, que comercializará en exclusiva en todo el territorio nacional desde mañana el nuevo modelo 3G de la compañía de la manzana, simultáneamente con otros 21 países, ha diseñado toda una batería de tarifas para que cada usuario se pueda acoger a la que más le interese, en función del uso que prevea dar al móvil. La operadora que preside César Alierta va a vender el iPhone 3G con dos módulos de datos que los clientes, tanto residenciales como empresas, tendrán que vincular a sus tarifas de voz. ¢Nadie podrá adquirir el celular de Apple si no lo hace así¢, aclaran desde Telefónica.

Las dos tarifas planas de datos a vincular son de 15 y de 25 euros. En la parte residencial, la primera de estas cuotas, denominada Tarifa Plana iPhone, se podrá ligar con consumos mínimos de voz de 9, 20 y 40 euros, y la Tarifa Plana iPhone Plus, de 25 euros, con consumos mínimos de voz de 60 y 90 euros.

Los directivos de Telefónica están convencidos de que la mayoría de los clientes particulares se inclinarán por contratar 20 ó 40 euros de voz más 15 euros de datos. En el primer caso, el usuario podrá llevarse el iPhone de 8 Gb por 129 euros para portabilidad y 149 euros para nueva alta o migración de prepago de movistar a contrato movistar. En el segundo caso (40+15), el mismo terminal costará 39 euros para el cliente que se porte a la filial móvil de Telefónica y 49 euros para las nuevas altas o migraciones. El iPhone 3G de 16 Gb, en todos los casos, supondrá el desembolso de 60 euros más.

TELEFÓNICA 3,72 -3,07%

El modelo de 8G saldrá gratis para todos los clientes en portabilidad, nueva alta o migración, siempre que elijan la tarifa de 60 ó 90 euros de consumo mínimo de voz más los 25 euros de la Tarifa Plana iPhone Plus. Si el modelo es de 16 Gb costará 59 euros para todos los clientes que opten por la tarifa de 60 + 25 y gratis para los que quieran la cuota de 90 euros de voz y 25 euros de datos.

Según explican los directivos de la operadora, estas dos últimas tarifas están pensadas sobre todo para profesionales y gente de negocios. Para las empresas, las cuotas son similares, y tendrán que asociar igualmente la línea de voz que tengan contratada a uno de los módulos de datos, y en muchos casos el precio del terminal, tanto de 8 GB como de 16 GB, es de cero euros.

Los clientes actuales de movistar podrán igualmente adquirir el iPhone a través de los planes de puntos. En este caso, por ejemplo, el teléfono de 8 Gb costará 197 euros más 54.000 puntos si el cliente vincula su consumo mínimo de 9 euros a la tarifa plana de datos de 15 euros, o 100 euros más 29.000 puntos si se da de alta la tarifa plana iPhone Plus de 25 euros.

Los portavoces de Telefónica han destacado esta mañana que ¢es la primera vez que la compañía lanza un teléfono con una tarifa plana de datos incluida¢. La razón no es otra que el iPhone es un aparato ¢intrínsecamente pensado para la tarifa plana¢, como dice en su blog Enrique Dans, profesor de tecnología del Instituto de Empresa. Según la propia Apple, el 95% de los usuarios de un iPhone lo utiliza para navegar por la red y un 80% emplea más de diez aplicaciones distintas. Y la mayoría utilizan datos (Youtube, Safari, e-mail, mapas, tiempo...). ¢Pensar en la experiencia de uso del iPhone sin tarifa plana resulta desesperante, incómodo, como si nos hubiesen instalado un taxímetro en la oreja que nos tortura con cada uno de sus clics¢, señala Dans.

En su oferta, la operadora española aclara que la tarifa plana de datos es ¢ilimitada¢, pero que, una vez que se supere el consumo ¢a máxima velocidad¢, se reducirá la velocidad de acceso a internet a partir de 200 MB, en la cuota de 15 euros, y a partir de 1 GB en la de 25 euros. Telefónica también deja claro que los SMS, los MMS y el roaming no está incluido en la cuota fija mensual del cliente. Es decir, se pagarán a parte.

Los usuarios deberán tener igualmente en cuenta que el plazo de permanencia en todos los casos es de 24 meses. Así que los que estén interesados en el nuevo iPhone tendrán que echar números sobre su consumo actual antes de tomar la decisión de si hacer un pago inicial más elevado por el teléfono y acogerse a una cuota mensual más baja o, al contrario, llevarse el móvil gratis o semigratis a cambio de suscribir un tarifa más elevada. "Los últimos datos disponibles muestran que el gasto medio de los clientes en voz ronda los 40 euros al mes, así que el compromiso que le pedimos no es alto¢, señala un directivo de la operadora.

Entre los ganchos que utilizará Telefónica para atraer clientes hacia el iPhone destacan la rapidez del terminal a la hora de navegar por internet al llevar tecnología 3G. Según Steve Jobs, consejero delegado de Apple, su nueva joya logra una navegación por la red hasta un 36% más rápida que el N95 de Nokia y que Blackberry. Otros reclamos serán la capacidad GPS que incluye el celular, capaz de seguir al usuario en cada uno de sus movimientos y el sistema operativo iPhone 2.0 que incluye compatibilidad con Microsoft Exchange y que es capaz de ejecutar miles de aplicaciones de empresas independientes creadas con el kit de desarrollo de software para el iPhone. Un escenario que permitirá al cliente ir descargándose aplicaciones, muchas de ellas gratuitas, desde la tienda Appstore de Apple (que se estrena mañana) e ir dotando al terminal de nuevos usos para que no se le quede obsoleto.

Estas aplicaciones (juegos, finanzas, salud...) están pensadas, según Apple, para aprovechar distintas prestaciones del iPhone como son su interface multitáctil, el acelerómetro que incorpora, la conexión inalámbrica o el GPS.

Además, la versión española del iPhone 3G estrena una solución, bautizada como Visual Voicemail, que permite acceder de manera visual a los mensajes de voz recibidos en el buzón del móvil, como si fuese un correo electrónico, de tal forma que el usuario puede pinchar sobre el que le interese escuchar y no tener que oír todos los mensajes de manera secuencial como sucede en la actualidad. También el celular de Apple muestra los SMS que se intercambian a modo de lista continua como si fuera un chat, de manera que el usuario puede seguir el hilo de todos los mensajes que ha ido intercambiando como si fuera una conversación.

Con este aparato, Apple ha revolucionado igualmente la clásica función de calculadora. Si el usuario contempla el teléfono de manera vertical ve una calculadora sencilla. Pero si lo gira y sitúa en posición horizontal, lo que le aparece es una calculadora científica.

Pese a todo lo dicho, no todas las características han sido alabadas por los especialistas, que han criticado la baja resolución de la cámara de fotos que incorpora el iPhone 3G, de sólo 2 megapíxeles. Estos expertos recuerdan que ya existen muchos modelos de otros fabricantes con cámaras de 5 megapíxeles y que incluso Sony Ericsson planea lanzar un móvil tras el verano con una de 8 megapíxeles. También se ha comentado negativamente la decisión de Apple de no incluir radio ni videollamada en el equipo.

Aun con todo, los directivos de Telefónica aseguran que el iPhone va a ser ¢un producto masivo, no de nicho¢. Y señalan sin rubor que ¢en España va a ser un éxito¢. La operadora, que no ha querido desvelar sus estimaciones de venta del nuevo celular, sí aclara que no prevén tener problemas de suministro del mismo, tras acordar unos compromisos con el propio Jobs.