Normativa comunitaria

Bruselas propone rebajar el IVA a servicios 'tocados' por la desaceleración económica

La Comisión Europea ha presentado hoy una propuesta para modificar la normativa comunitaria sobre IVA y permitir a los países aplicar de manera permanente tipos reducidos en algunos servicios más afectados por la desaceleración económica, incluidos los restaurantes, que actualmente tienen un IVA del 7%, y la construcción, fijado en el 16% salvo excepciones como en el caso de la obra pública o la Iglesia.

El comisario europeo de Fiscalidad, Laszlo Kovacs, ha subrayado que la propuesta, que que mantiene el principio de la aplicación voluntaria por parte de los países, se destine a ámbitos en los que el IVA reducido no distorsionará la competencia en el mercado.

La iniciativa planteada, cuya aprobación exigirá la unanimidad de los países y que Bruselas prevé tener lista en 2009, pretende extenderse también a los servicios intensivos en mano de obra (como servicio doméstico o peluquerías) y a productos como los pañales infantiles, que tienen un gravamen del 16%.

En España, hay actualmente en vigor tres tramos únicos del IVA: el normal, que grava con un 16% la mayoría de productos, el reducido del 7% para productos de primera necesidad, y un superreducido del 4%.

Kovacs ha argumentando en defensa de esta iniciativa que la normativa actual ya permite aplicar en algunos países y hasta 2010 un IVA reducido a la mayoría de servicios que recoge la propuesta presentada hoy. No obstante, ha añadido que la posibilidad de aplicar tasas reducidas a productos o servicios respetuosos con el medio ambiente, algo sobre lo que Bruselas está llevando a cabo varios estudios de impacto, tendrá que esperar a otoño, cuando se hagan públicas sus conclusiones.

En particular, la CE ha planteado hoy que el IVA reducido en el sector de la construcción ya no se limite a la vivienda social, sino que se amplíe a todo el sector en general y a los servicios asociados (renovación, mantenimiento o limpieza).

Las bebidas alcohólicas, excluidas

Por otra parte, contempla la posibilidad de aplicar tasas reducidas de IVA en restaurantes y servicios de catering, excluidas las bebidas alcohólicas, por que la venta de alcohol en los comercios está sujeta a un IVA normal. Por otra parte, se propone que los servicios intensivos en creación de empleo sean incluidos de manera permanente en la lista de los que pueden estar sujetos a tasas reducidas.

Ello comprendería los servicios de reparación en general, por ejemplo de ordenadores, ropa o relojes, e incluso de bicicletas, aunque no de coches, algo que podría crear distorsiones en el mercado, según el comisario.

También se extendería a los servicios de cuidado doméstico (por ejemplo, para la asistencia de jóvenes, mayores, enfermos o discapacitados), de jardinería y de renovación y mantenimiento de lugares de patrimonio cultural, culto o monumentos históricos.

Además, la categoría de productos farmacéuticos que en la actualidad pueden gozar de un IVA reducido se amplía a "todos los productos absorbentes de protección higiénica, incluidos los pañales para bebés". Bruselas propone también que se puedan beneficiar de tasas reducidas los equipos y aparatos para uso exclusivo de personas discapacitadas, como los vehículos especiales.

Asimismo, mantiene la posibilidad de que se aplique a libros, así como a CDs y CD-ROMs. Sobre los soportes musicales, el comisario explicó que la Comisión no se opone a la idea, una posibilidad que se está analizando, para verificar que ello no provoca distorsiones en el mercado.