Eurocopa 2008

España puede poner fin a 44 años de espera y coronarse campeona de Europa

España puede poner fin a 44 años de espera y coronarse campeona de Europa si mañana ante Alemania reproduce el mismo juego con el que derrotó a Rusia por 3-0 en la semifinal del jueves.

Por el contrario, Alemania, tendrá que jugar mucho mejor que en su semifinal ante Turquía, disputada el miércoles en Basilea, si quiere ganar el título por cuarta ocasión.

Pese al mal partido ante los turcos, Alemania estuvo brillante ante Portugal en cuartos de final y si doblega al otro país ibérico obtendría la Eurocopa por primera vez desde 1996.

Un torneo sobresaliente ha fructificado en dos valiosos finalistas en el estadio Ernst Happel de Viena, que deberían culminar tres gloriosas semanas con una final a la altura.

El seleccionador alemán Joachim Löw dijo que su equipo podría disfrutar de la final tras jugar bajo presión dos rondas eliminatorias en Basilea.

¢La presión a la que hemos estado sometidos se ha disipado ahora hasta cierto punto¢, dijo Löw en rueda de prensa esta semana. ¢Estamos en la final ahora y tenemos mucho para ganar el domingo¢. No obstante, dijo que los seis días transcurrido entre los cuartos de final y las semifinales les privó de su dinamismo.

¢Creo que es mejor cuando juegas cada dos o tres días. Un parón prolongado antes del partido ante Turquía no nos hizo ningún bien¢, admitió.

Löw posiblemente se mantenga fiel al esquema 4-5-1 que le fue tan bien ante Portugal. La única diferencia será el regreso de Torsten Frings, que se perdió el encuentro ante los lusos y fue suplente ante Turquía tras romperse una costilla ante Austria en el tercer y último encuentro de la fase de grupos.

Batalla fascinante

Habrá batallas clave en todo el campo, pero lo más fascinante será el centro del terreno de juego entre el capitán alemán Michael Ballack y los centrocampistas españoles encabezados por Cesc Fàbregas, que se prevé que sustituya a David Villa en el once titular.

¢Los hemos conseguido y ahora todo el mundo espera de nosotros algo grande¢, dijo Fàbregas después de que España derrotara a Rusia.

El seleccionador Luis Aragonés, que cumple 70 años el mes próximo y es el mayor de los 16 técnicos que comenzaron el torneo, se sentará en el banquillo español por última vez el domingo.

Será la primera final para España desde que perdiera ante Francia en París en el Europeo de 1984. Pese a que ha tenido excelentes jugadores, el único título de un gran torneo llegó en 1964 cuando derrotaron a los predecesores rusos, la Unión Soviética, en la final de Madrid.

Alemania también esperará poner fin a una extraña secuencia que les ve ganar y perder finales alternativamente. Tras ganar en 1972, perdieron en 1976, ganaron de nuevo en 1980, cayeron derrotados en 1992 y vencieron de nuevo en 1996.

Pese a esas derrotas, su impresionantes estadísticas en los torneos importantes es un poderoso factor de motivación para ellos, como lo es para los hombre de Aragonés, por razones muy diferentes.