Protestas por el alza del petróleo

Las patronales minoritarias del transporte mantienen los paros

La Asamblea General Extraordinaria que celebraron hoy las organizaciones convocantes del paro en el sector del transporte -Fenadismer, Confedetras y Antid- ha decidido mantenerlo, al considerar "insuficientes" las medias ofrecidas por el Gobierno.

Los convocantes organizaron este encuentro con sus organizaciones territoriales, para diseñar su estrategia ante "el cierre en falso por parte del Gobierno de la crisis del sector".

No obstante, los representantes de los transportistas reiteraron su disposición a seguir negociando con el Gobierno el tiempo que sea necesario y en cualquier fecha que sean convocados.

Ayer por la noche, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, dio por cerrada la negociación con los transportistas tras firmar un acuerdo con la mayoría del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), del que se han descolgado las asociaciones convocantes del paro, que mantienen la protesta.

Fomento firmó anoche con las asociaciones que no secundan el paro (el 87% de los representados en el CNTC) un acuerdo que contiene 54 medidas con mejoras para el colectivo. El pacto alcanzado no prevé el establecimiento de una tarifa mínima para los servicios, medida que constituye la principal reivindicación de los convocantes (Fenadismer, Confedetrans y Antid), que representan el 12% de los restantes transportistas, según la ministra, y que para el Gobierno supone vulnerar la normativa comunitaria.

Medidas pactadas

A las 54 medidas que ha propuesto Fomento, se han añadido dos en el transcurso de la jornada negociadora, dirigidos a actualizar el precio de los contratos o el establecimiento de intereses de demora. Entre otras medidas del acuerdo, proponen revisar las ayudas al abandono de la actividad, la reducción de la presión fiscal sobre el sector y la defensa ante la Unión Europea de la creación de un nuevo tipo de gasóleo, el profesional.

Una de las principales demandas de las organizaciones convocantes era precisamente la creación de un combustible profesional que protegiera a los trabajadores y empresas del sector de las fluctuaciones del precio del petróleo. El Gobierno se ha opuesto argumentando que la normativa europea de competencia prohíbe la medida.

La ministra aseguró que el Gobierno garantizará, tras la firma del acuerdo, que todos aquellos transportistas que deseen ejercer su derecho al trabajo puedan hacerlo con total seguridad.

El presidente de la CNTC, Ovidio de la Roza, apuntó que las medidas contempladas en el acuerdo "no siendo ninguna de impacto, en conjunto pueden servir para intentar salir de la crisis" y señaló que su mano "sigue tendida" hacia las asociaciones que no se han sumado al texto.