_
_
_
_
_
Tendencias

La crisis deja a un tercio de las familias sin vacaciones

Los españoles ya han empezado a reducir gastos para frenar el impacto de la crisis en las economías domésticas: han dejado de salir a cenar (52%), las películas las ven en casa (42%), cada vez compran menos ropa (51%), discos y libros (38%), visten sus hogares con más austeridad (40%) y muchos no irán de vacaciones.

El Barómetro de la Familia, una encuesta de la publicación mensual Padres y Colegios y el Gabinete de Análisis Demoscópico, publicó ayer el informe Las familias españolas ante la crisis, una encuesta realizada a partir de 1.000 entrevistas telefónicas del 5 al 20 de mayo. Su objetivo, medir el impacto de la desaceleración económica en el bolsillo de los ciudadanos. El 90% opina que la situación actual es mala o regular, el 70% que es mala (o regular) fuera y dentro de su hogar y el 19% que empeorará en casa en los próximos doce meses.

El desánimo es mayor entre los que han visto dispararse la hipoteca (31%): mientras que el 24% piensa que su situación familiar es preocupante, sólo el 16% de los que no tienen problemas con el banco son tan pesimistas. Es decir, el endeudamiento inmobiliario está multiplicando el efecto de la crisis, o al menos la percepción subjetiva de los afectados. 'Por ello, la medida de facilitar la renegociación de las hipotecas puede ayudar a algunas familias a sacar la cabeza fuera del agua, aunque a un precio muy alto', se lee en el estudio. Y propone 'una moratoria en la obligación de comprar una casa si se ha desgravado durante tres años la cuenta ahorro-vivienda en el IRPF'.

Pesimistas o no, el ajuste ya está aquí. Una de las medidas de ahorro que más llama la atención es la restricción de las vacaciones. Nada menos que el 37% de las familias ha decidido no viajar este verano. Esta cifra se dispara al 53% entre los hipotecados.

También es muy preocupante, señala el informe, sobre todo en un país con un 31% de tasa de abandono escolar temprano, que el 45% de los jóvenes entre los 18 y los 29 años estén pensando en ponerse a trabajar para ayudar en casa. El 23% de las familias ha decidido reducir su plan de pensiones, un 9% ya no invierte en fondos y Bolsa y un tercio de los que tienen cuenta ahorro-vivienda se han visto obligados a reducir la inversión. Por último, un 17% ha decidido retrasar el cambio de coche y un 22% está pensando en buscar ingresos extras para llegar a fin de mes. Entre los hipotecados la medida es muy popular: piensan en ella el 35%.

La subida que más está impactando en los bolsillos es la de los alimentos: al 90% les afecta mucho o bastante; seguida del incremento del precio de los carburantes, con impacto en el 71% de las familias. Los vaivenes de la Bolsa y el parón de la construcción sólo afecta al 4% y 10%.

Las medidas de Zapatero no convencen

La renegociación de la hipoteca, una de las medidas estrella adoptada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para aliviar las economías domésticas, no termina de convencer a las familias. Ni siquiera a los votantes del PSOE. Sólo el 32% de los consultados la considera eficaz o muy eficaz, porcentaje que llega al 42% en el caso de simpatizantes socialistas. Por el contrario, el 21% de los encuestados cree que es poco eficaz y un 12% nada eficaz.Tampoco cuentan con el beneplácito ciudadano decisiones como la entrega de 2.500 euros por el nacimiento de un hijo, los 400 euros de descuento en el IRPF y los 100 euros para las madres. Más de un tercio de los consultados opina que la primera de estas medidas es poco eficaz, un 31% dice que la deducción de 400 euros en el IRPF no beneficiará a las familias y el 38% opina que los 100 euros para las madres con hijos menores de 3 años no va a mejorar las economías domésticas.Mejor prensa tienen las becas (el 52% de los encuestados las considera muy eficaces) y el alquiler joven, que el 59% considera eficaz o muy eficaz.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_