Informe Banco de España

La demanda de crédito para vivienda se contrae hasta marzo y se endurecen las condiciones

La demanda del crédito para la compra de una vivienda se contrajo entre enero y marzo, al tiempo que se produjo un endurecimiento de las condiciones para acceder a esta financiación, según la última 'Encuesta de Préstamos Bancarios' incluida en el Boletín Económico del Banco de España, que también destaca que este endurecimiento afectó principalmente a los préstamos para el consumo de las familias y otros fines.

Así, los requisitos por parte de las entidades para conceder financiación a las familias para consumo fueron más duros que para adquirir una vivienda, mientras que las condiciones de la oferta de crédito para sociedades no financieras se mantuvieron casi similares.

La oferta de financiación a los hogares para adquisición de vivienda volvió a reducirse en España más que en la zona euro, debido principalmente a los riesgos percibidos en relación con la actividad económica, al deterioro de las perspectivas relativas al mercado de la vivienda y de la confianza de los consumidores.

El informe también destaca que a la contracción de los préstamos para consumo y otros fines contribuyeron la percepción de mayores riesgos por parte de las entidades relacionados con la actividad económica, con la solvencia de los consumidores y con el valor de la garantías, y, en menor medida, la evolución de la disponibilidad y el coste de su financiación.

Asimismo, el Banco de España destaca en su informe que entre los principales factores determinantes de la evolución en la oferta de crédito se encuentran los relacionados con la evaluación de los riesgos por parte de los intermediarios financieros, así como el aumento de los costes de financiación y la menor disponibilidad de fondos.

Misma tendencia para el segundo trimestre

Para el segundo trimestre, las entidades españolas anticipan un mantenimiento de las tendencias observadas a lo largo de los tres primeros meses del año, según destaca el Banco de España en su informe.

Así, se prolongará la contracción generalizada de la oferta y de la demanda para todo tipo de préstamos, si bien los ritmos de caída, previsiblemente, se moderarán en el segmento de la financiación a los hogares.

En el conjunto de la zona euro, también se prevé un nuevo endurecimiento de los criterios de aprobación de créditos a familias y empresas, así como una reducción adicional de las solicitudes de fondos, similares, en ambos casos, a las variaciones registradas en el periodo precedente.

Sociedades no financieras

Respecto a las sociedades no financieras, los criterios de aprobación de nuevos préstamos se hicieron más restrictivos tanto en España como la zona euro, y la mayor contracción se produjo en el caso de las operaciones a largo plazo, debido, principalmente, al deterioro de las expectativas relativas a la actividad económica en general y a sectores o compañías concretas.

No obstante, también tuvieron una gran influencia los cambios en los riesgos asociados a las garantías solicitadas, en la capacidad para acceder a la financiación en los mercados, en la situación de liquidez de la entidad prestamista y en los costes relacionados con su nivel de capital.

Dificultad de acceso a mercados de deuda

Respecto a la financiación, la encuesta señala que durante el primer trimestre no se apreció una mejora en el acceso a las fuentes de financiación al por mayor habituales. Por el contrario, constata que aumentaron las dificultades en el acceso a los mercados de emisión de deuda y, especialmente, a los de titulización de activos.

No obstante, el informe señala que hay que tener en cuenta que esta información hace referencia a los tres primeros meses del año y, por tanto, no recoge todavía los cambios recientes que han permitido a algunas entidades españolas realizar emisiones de deuda senior con garantía.