Tribunales

Comienza el primer proceso penal contra un directivo de Siemens por supuesta corrupción

El primer proceso penal por los casos de corrupción en el consorcio tecnológico alemán Siemens comenzó hoy en la Audiencia de Múnich, y sienta en el banquillo a un antiguo directivo de la división de redes fijas de la empresa (ICN) acusado de 58 casos de desfalco.

La fiscalía de Múnich (sur de Alemania) le inculpa de haber creado un sistema de cuentas ficticias en la antigua área de telecomunicaciones de Siemens para pagar sobornos en la concesión de pedidos en el extranjero.

El procesado, que podría enfrentarse a una pena de cárcel de varios años, desfalcó supuestamente más de 50 millones de euros (78 millones de dólares) de Siemens mediante contratos ficticios.

La acusación prevé que el acusado confiese ante el tribunal, dijo el portavoz de la fiscalía de Múnich, Anton Winkler.

En el juicio estarán presentes como testigos el antiguo presidente de Siemens Heinrich von Pierer y el director de Finanzas en funciones, Joe Kaeser.

La fiscalía de Múnich exculpó a comienzos de abril a Pierer del sistema de pago de sobornos en la compañía al considerar que el ejecutivo no sabía nada de esta práctica.

Winkler dijo entonces que según las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora no hay indicios de que Pierer tuviera conocimiento de esos pagos.

Los escándalos de corrupción han costado a Siemens unos 1.500 millones de euros (2.340 millones de dólares) desde que se conocieron los casos, según cifras publicadas a comienzos de diciembre.

Desde finales de 2006, la fiscalía de Múnich investiga el pago de sobornos en Siemens mediante la creación de empresas tapadera y compañías en paraísos fiscales.