Petróleo

El crudo sube cinco dólares en un día y presiona las bolsas a la baja

El nuevo récord de 133 dólares registrado ayer por el crudo Brent confirma que el precio del petróleo se aproxima a pasos acelerados hacia los 150 dólares por barril, impulsado por la especulación y los temores a una escasez de oferta.

La escalada en la cotización del crudo Brent, de referencia en Europa, continúa activa por temor a una falta de producción, a pesar de que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) insisten en que el suministro actual no es la causa de los altos costes del crudo. De esta forma, y en una jornada extremadamente volátil, el Brent superó ayer por primera vez la barrera de los 133 dólares, al llegar a situarse a 133,34 dólares, 5,5 dólares más que el día anterior. Cerró, algo por debajo, a 132,7 dólares. En la misma jornada el crudo Texas, de referencia en EE UU registró también una nuevo máximo hasta los 133,7 dólares.

Los nuevos récord fueron posible, según los expertos, por una combinación entre la preocupación sobre las posibilidades de que haya pocas reservas de petróleo a corto plazo, y las escasas garantías del suministro a largo plazo. De este modo, los inversores que comercian con divisas distintas al dólar, que se mantiene debilitado frente al euro, y otras, ven una oportunidad en las materias primas referenciadas en dólares, dando como resultado un encarecimiento de las mismas, en este caso, del petróleo.

El detonante de los nuevos máximos fue esta vez el informe del Departamento de Energía de los Estados Unidos, que reveló ayer que las reservas de crudo cayeron en 5,4 millones de barriles, cuando se esperaba un aumento en las reservas.

La OPEP mantiene su negativa al aumento de producción antes del 9 de septiembre

Lo mismo ocurrió con los inventarios de gasolina, que descendieron en 800.000 barriles, hasta ubicarse en 209,4 millones de barriles, a pesar de que los destilados subieron en 700.000 barriles, hasta llegar a los 107,8 millones. Todo eso se sumó a la nueva pérdida de valor del dólar frente al euro y al mercado especulativo, según los expertos.

El secretario general de la OPEP, Abdalá Salem El-Badri, insistió ayer, a través de un comunicado, en que el mercado de crudo 'permanece bien abastecido, con las reservas almacenadas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) por encima de la media de los últimos cinco años'.

El-Badri, de origen libio, llamó a la industria, consumidores, productores e inversores, a 'cooperar para encontrar una solución duradera a la volatilidad'.

Reuters informó que Arabia Saudita elevó su producción de crudo y otros países miembros de la OPEP recuperaron su producción habitual tras superar problemas que mermaron el suministro.

Al alza

Todo esto ha ocurrido a pesar de que la Organización ha mantenido que no aumentará el comercio de petróleo. De hecho, Petrologistic, firma dedicada seguir las transacciones del crudo, ha anunciado que la producción petrolera de la OPEP en mayo podría subir en 700.000 barriles por día con respecto a abril.

A pesar de eso, no hay indicios de que los precios vayan a decaer, al menos no en los próximos meses.

Los analistas de Goldman Sachs estimaban que, ante los problemas de suministro y la escasez de combustibles alternativos, el barril del Brent llegará a los 134 dólares en septiembre, y para diciembre pronostican una cotización de 144,1 dólares por barril.

Acerca del petróleo Texas, Goldman Sachs eleva sus estimaciones en un 32%, de manera que después de junio el barril valdría 141 dólares y alcanzaría los 148 dólares en los próximos ocho meses. Estos mismos analistas, encabezados por Arjun Murti, anunciaron en 2007 que el precio del crudo llegaría a 200 dólares en un tiempo no muy lejano. Murti ya había pronosticado en 2004 que el coste del barril de petróleo superaría los 100 dólares. Esto se materializó a inicios de este año. Ahora considera que no bajará de ahí en los próximos tres años, a no ser que los especuladores abandonen el negocio.

En la misma línea se mostró el analista de BNP Paribas Commodity Futures Inc., Tom Bentz, quien dijo a Reuters que 'el mercado está en un ánimo muy alcista y estas estadísticas no harán nada por cambiarlo'.

Por su parte, el inversor estadounidense Boone Pickens, cuya fortuna se basa en inversiones petroleras, dijo ayer que el crudo Texas alcanzará 160 dólares por barril en este mismo año. Este inversor ya había dicho que la gira del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, por Arabia Saudita, era una 'pérdida de tiempo', ya que el país petrolero está al límite de su capacidad.