Indicadores

El IPC de EE UU subió menos de lo previsto, hasta el 3,9% interanual

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de Estados Unidos registró un 0,2% en abril (dato ajustado estacionalmente), con respecto al mes anterior; mientras que, la tasa interanual se situó en el 3,9% (cifra no ajustada estacionalmente), según anunció hoy el Departamento de Trabajo norteamericano.

El consenso de los analistas había pronosticado un avance mensual del 0,3% y un dato anualizado del 4%.

La inflación subyacente, que excluye la volatilidad de precios de la energía y de los alimentos frescos, subió una décima y se sitúa en el 2,3% interanual, en ambos casos una décima por debajo de los registros alcanzados en marzo.

Por su parte, los precios de la energía no registraron cambios respecto a marzo y acumulan un encarecimiento del 15,9% en los últimos doce meses, mientras que los precios de los alimentos suben un 5,1% desde el año pasado, tras repuntar un 0,9% en abril, su mayor subida mensual desde enero de 1990.

No obstante, este incremento fue contrarrestado por los descensos registrados en el precio de los transportes y de los servicios recreativos.

El pasado 30 de abril el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) decidió recortar en un cuarto de punto porcentual los tipos de interés, hasta situarlos en el 2% y mostró su confianza en que la inflación se modere en los trimestres venideros como reflejo de la desaceleración de los precios del petróleo y de las materias primas y la relajación de las presiones en la utilización de recursos.