Coche bomba

Un guardia civil asesinado y otros cuatro heridos en un atentado de ETA en Álava

ETA asesinó hoy a un guardia civil e hirió a otros cuatro agentes al hacer estallar un coche bomba poco antes de las tres de la madrugada ante la fachada de la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava), informaron fuentes de la Ertzaintza y de la lucha antiterrorista.

El atentado ocurrió minutos antes de las tres de la madrugada sin previo aviso por parte de los terroristas. Los activistas de ETA estacionaron el vehículo, una furgoneta Citroën Berlingo, a unos metros del edificio de tres plantas que quedó prácticamente derruido, al igual que el vehículo utilizado. Un caserío cercano se ha visto seriamente dañado y la deflagración afectó también a algunas viviendas unifamiliares de la zona.

La furgoneta-bomba contenía unos 300 kilos de explosivos, según las primeras estimaciones.

El fallecido, Juan Manuel Piñuel, de 41 años de edad y natural de Melilla, llevaba dos meses destinado en Álava, donde se había desplazado desde Málaga para lograr la preferencia que le permitiera volver a su lugar de origen. Estaba casado y tenía un hijo. En el momento de la explosión se encontraba en el pequeño edificio del cuerpo de guardia, anexo al edificio principal. El juez de guardia ha ordenado ya el levantamiento del cadáver.

Además, la explosión ha producido en un primer momento un desaparecido, el sargento del cuartel, que ha sido rescatado con vida de entre los escombros dos horas después. Según las primeras informaciones, su estado es grave, le han estabilizado en el lugar y le han trasladado al hospital.

Asimismo, ha habido otros tres heridos, también agentes, dos mujeres y un hombre, que han sido trasladados a los hospitales de Santiago y Txagorritxu, en Vitoria, con heridas en las piernas y en el abdomen. Una de las lesionadas ya ha sido dada de alta.

La Cruz Roja envió al lugar a cuatro psicólogos que atendieron a los habitantes de la casa cuartel, de forma especial a los familiares de las víctimas.

La Ertzaintza, que procedió a acordonar la zona en un perímetro de unos dos kilómetros, ha encontrado abandonado en el alto de Urkiola, en Bizkaia, un turismo Peugeot 306, que fue inspeccionado por artificieros de la Ertzaintza, ante la posibilidad de que hubiera sido utilizado por los autores del atentado. El vehículo disponía de un dispositivo incendiario que no llegó a estallar y que incluía una garrafa de gasolina.

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, en una comparecencia urgente, expresó la condena firme y enérgica del Ejecutivo vasco al atentado. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por su parte, se desplazó por la mañana a Álava para visitar a los heridos. La mayoría del resto de las fuerzas políticas expresaron su condena al altentado.

Seis personas asesinadas desde el final de la tregua

El guardia civil Juan Manuel Piñuel Villalón es la segunda víctima mortal de ETA en el año 2008 y la primera en esta legislatura. Desde que comenzó el año ETA ha perpetrado trece atentados terroristas.

La primera víctima mortal de ETA en este año fue el ex concejal socialista Isaías Carrasco, quien el 7 de marzo pasado fue asesinado a tiros en la localidad guipuzcoana de Arrasate-Mondragón por un pistolero de la banda terrorista.

Un total de seis personas han muerto a manos de ETA desde que el 30 de diciembre de 2006 un coche bomba estallara en un aparcamiento de la Terminal-4 de Barajas y causara la muerte de dos ciudadanos ecuatorianos. El atentado significó en la práctica la ruptura del alto el fuego permanente anunciado por la organización terrorista ETA el 22 de marzo de 2006 y que entró en vigor el 24 de ese mes.