Fondos de inversión

Un puzle de estructurados y garantizados

El ahorrador más sofisticado puede probar suerte en productos que, como los garantizados o los estructurados, aseguran la inversión inicial aunque condicionan su rentabilidad adicional al comportamiento de determinados activos, desde renta fija hasta pura renta variable. Una batería de productos que ahora vuelve a estar en boga gracias a la incertidumbre que se vive en los mercados.

'El cliente particular en España está demandando productos con garantía del capital y en los que se puede aprovechar de la situación actual de los tipos de interés obteniendo interesantes remuneraciones para su inversión', señalan fuentes de BBVA. Y las entidades no han dudado en poner su maquinaria comercial en marcha con un aluvión de ofertas.

Como muestra, un botón. BBVA cuenta con una gama de productos combinados, en los que un porcentaje del ahorro está remunerado a un interés fijo en un depósito y el restante (entre el 50% y el 70%) es un fondo garantizado a tres años ligado a los pesos pesados de la Bolsa española. Santander tiene un seguro de ahorro, divido en un 50% en un depósito al 5,25% y el 50% restante vinculado a una cesta de tres índices de renta variable, materias primas y renta fija. Combinado Más, de Banco Popular, remunera con un 6% en un depósito a seis meses la mitad del capital y la otra se coloca en un fondo referenciado a ocho acciones del sector de telecomunicaciones europeo.

La subida de 'rating' a Brasil aumenta el atractivo de los fondos que invierten en la zona

Por tanto, es muy importante que la selección del subyacente haya sido acertada para que se obtengan las rentabilidades prometidas. Los fondos garantizados de renta fija han ganado en los últimos 12 meses un 3,22%, mientras que los de variable pierden un 0,88%.

Los gestores, además, ven oportunidades en otros productos. 'Para combatir la inflación y no asumir demasiados riesgos recomendamos los productos de gestión alternativa, con poca correlación con los mercados y con un retorno absoluto. Por ejemplo, un fondo de fondos multiestrategia, con un objetivo de rentabilidad del euríbor más 200 o 300 puntos básicos. Con ello consigues batir el comportamiento de la renta fija, con una volatilidad reducida', afirma Manuel Montesinos, director de asset management de Riva y García.

Otro nicho a explorar son los fondos de renta variable y los mercados emergentes. Según Santander Asset Management, América Latina tiene bastante potencial, sobre todo tras la decisión de Standard & Poor's de subir el rating de Brasil a 'grado de inversión', una calificación que hasta ese momento sólo tenía México en la zona y que refleja la confianza en la fortaleza económica del país. 'Lo han hecho bien los pasados 12 meses y lo harán bien los próximos', aseguran en Santander Asset Management.

Los fondos emergentes de renta variable han tenido una evolución bastante discreta, con una revalorización media del 0,03%, pero han sido los únicos de esta categoría que pueden presumir de estar en positivo.