_
_
_
_
Finanzas

La cobertura de la banca cae por el avance de la morosidad

Las provisiones acumuladas por las ocho principales entidades españolas contra la morosidad ascendían a marzo a 26.212 millones de euros, casi un 16% más que un año antes. Pero, aunque este colchón crece, abarca menos espacio, por el aumento de la mora. Ahora cubre sólo el 178% de los créditos dudosos, cuando hace 12 meses alcanzaba el 244%.

El colchón de la banca española frente a impagados adelgaza. Las ocho principales entidades financieras nacionales (Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid, Popular, Bancaja, Sabadell y Bankinter) acumulaban juntas provisiones por valor de 26.212 millones de euros al cierre de marzo, un 16% más que un año atrás.

Sin embargo, el margen de maniobra que otorgan estas provisiones se ha reducido significativamente ante el crecimiento sostenido de la morosidad. Los dudosos han pasado de suponer 9.279 millones de euros al cierre del primer trimestre del pasado ejercicio, a 14.755 millones en marzo. Es decir, han crecido en un 59%.

Pero no es sólo que los impagados crezcan. Es que su peso en relación con el conjunto de la cartera crediticia también se ha incrementado. Los ocho bancos y cajas analizados tienen concedidos 1,44 billones de euros, cuando hace un año llevaban prestados 1,31 billones. Así, los préstamos morosos han pasado de suponer el 0,71% de la cartera en 2007, al 1,02% actual.

Más información
SIGUE LA EVOLUCIâN DEL SECTOR BANCARIO

Las entidades de crédito realizan, por exigencia del Banco de España, dos tipos de reservas. Por un lado, deben disponer de unas provisiones específicas para atender aquellos créditos cuyo recobro presenta dudas. Y en segundo término están obligadas a realizar otras provisiones, denominadas genéricas, en función del crédito que otorgan y destinadas a actuar con carácter anticíclico.

Estas últimas dotaciones se fijaron en 1999. Durante muchos

años, la banca que opera en el país ha denunciado que le suponían un lastre. Eran recursos que no se podían destinar a otros fines y los grupos operantes en el extranjero no debían soportar cargas similares.

Desde su creación, las provisiones genéricas han ido ganando

peso en el conjunto de las dotaciones que realiza la banca espoleadas por el boom crediticio vivido en España en paralelo al auge inmobiliario.

Esta tendencia se veía, además, favorecida por una morosidad que tendía a la baja desde 1993. Pero las tornas han cambiado desde el pasado verano.

Los bancos han comenzado a restringir el crédito (la cartera e préstamos concedidos por las ocho entidades analizadas ubió de un año para otro un 9,85%, cuando era frecuente ver incrementos de dos dígitos en los últimos ejercicios) y la morosidad vuelve a emprender una senda alcista.

Esto ha hecho que las provisiones acumuladas hayan pasado de representar el 244% de los impagados detectados a marzo de 2007, al 178% actual. Además de en términos proporcionales, el excedente de cobertura también ha menguado en términos cuantitativos y pasado de 13.321 millones euros a 11.457 millones.

Todas las entidades analizadas han registrado crecimientos de su tasa de morosidad. Los aumentos más pronunciados han sido los de Caja Madrid (66 puntos básicos, hasta 1,36%) y Bancaja (57 puntos básicos, hasta 1,13%). Igualmente, las tasas de cobertura de los ocho grupos analizados se han deteriorado.

Como hace un año, la más baja corresponde a Santander, con un 133%, aunque es precisamente la del banco que preside Emilio Botín la que menos ha menguado de todas. Las que más se han reducido son las de Bankinter, La Caixa y Sabadell, que partían de cotas más holgadas, que aún mantienen.

El Banco de España estudia suavizar las provisiones anticíclicas. El supervisor ha iniciado una rueda de contactos con el sector de cara a una posible modificación de los coeficientes con los que se calculan las provisiones genéricas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_