EDITORIAL

Los beneficios van bien

Las polémicas sobre si la economía española atraviesa un proceso de desaceleración o está crisis sirven bien para ocupar tiempo en las tertulias, y poco más. Estas estériles disquisiciones semánticas demuestran su inutilidad cuando se enfrentan a datos reales. El frenazo del sector inmobiliario y su impacto sobre la construcción residencial es tan constatable como la caída del consumo privado registrada en el primer trimestre. Pero no todo son sombras. A pesar del nuevo escenario económico, las empresas del Ibex se encaminan hacia un nuevo récord de beneficios en el primer trimestre. Prácticamente todas las compañías que han presentado sus cuentas hasta ahora han superado sus marcas y si, como es previsible, la mayor empresa del mercado español, Telefónica, cumple sus previsiones, el agregado del Ibex volverá a batir su récord. Un logro más que notable en la actual coyuntura, puesto que parte de sus mejores cifras.