Créditos

La tasa de morosidad sube al 1,056% en febrero, la más alta en cinco años

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito a particulares y empresas subió en febrero hasta el 1,056%, con lo que encadena ocho meses consecutivos de subidas y se sitúa en niveles que no alcanzaba desde hace más de cinco años.

En concreto, del volumen total de préstamos acumulados hasta febrero, que superaba los 1,72 billones de euros, 18.180 millones de euros eran dudosos, lo que supone un incremento de 1.656 millones de euros respecto a enero. Asimismo, en los últimos doce meses, el saldo acumulado del crédito dudoso aumentó en 7.817 millones de euros.

Estos datos excluyen los préstamos concedidos por los establecimientos financieros de crédito (EFC), que son entidades que pueden conceder créditos pero no captan depósitos y tienen una morosidad muy alta, que en febrero fue del 3,257%.

Bancos, la tasa más baja

Los bancos volvieron a ser las entidades con menor morosidad en su cartera de préstamos, ya que la tasa se situó en el 0,918% frente al 0,857% que registraron en enero. Estas entidades, cuyo saldo crediticio se situó en 774.889 millones, vieron aumentar el importe dudoso en el segundo mes del año, ya que alcanzó los 7.119 millones de euros, frente a los 6.604 millones de enero.

Las cajas de ahorros, que aglutinan el 50,11% del volumen total de préstamos acumulados hasta febrero, registraron una morosidad del 1,154% en febrero, por encima de la tasa registrada el mes anterior, cuando se colocó en el 1,03%. El importe de dudosos aumentó en un mes en 1.089 millones, hasta 9.745 millones de euros, frente al importe total de créditos concedidos por estas entidades, que alcanzó los 843.863 millones de euros.

La morosidad de las cajas superó por primera vez en enero el 1% y en febrero vuelve a ser superior que la media registrada por el sector. Además, la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) adelantó esta semana que la tasa se duplicó en el primer trimestre del año y cerró marzo en el 1,122%, frente al 0,68% que registraba doce meses antes.

Por su parte, las cooperativas de crédito volvieron a ser las entidades con mayores niveles de morosidad, que se situó en el 1,222% del total de préstamos que concedieron (91.300 millones), frente al 1,06% registrado en enero.

Continúa subiendo

Los dos bancos que han presentado hasta la fecha sus resultados correspondientes al primer trimestre de 2008, Banesto, Caja Madrid y Bankinter, revelaron que han registrado un incremento de la tasa de morosidad durante el año pasado.

En concreto, el banco que preside Ana Patricia Botín contaba con una tasa de morosidad del 0,59%, frente al 0,42% que registró al cierre de marzo de 2007. Por su parte, la tasa de morosidad de Bankinter se situó a 31 de marzo en el 0,46% del riesgo computable del banco, frente al 0,27% registrado un año atrás.

Caja Madrid, por su parte, casi duplicó la morosidad, ya que se situó al cierre del primer trimestre en el 1,36%, frente al 0,70% registrado un año atrás.

Con todo, las entidades del sector continúan lanzando mensajes de tranquilidad y destacan que estas tasas no son elevadas al tiempo justifican el repunte en la subida de los tipos de interés y el precio de la vivienda, que hacen que las familias tengan que realizar un mayor esfuerzo para pagar sus cuotas mensuales. También influye en la subida de la morosidad el aumento del desempleo.